Profesor Sebastián Tapia profesor jefe del cuarto año básico del Liceo Técnico Profesional de Colchane  cuenta su experiencia con el viaje realizados con niños de Colchane. » Sucede que  el pasado jueves y viernes, y luego de algunas gestiones, el curso que dirijo, que está compuesto por ocho estudiantes de los pueblos de Colchane, Escapiña, Central Citani y Pisiga Carpa (Al lado de la frontera) tuvieron la dicha de visitar diferentes puntos técnicos, culturales y pedagógicos, entre los que destacan Plaza de Armas de Iquique, Mercado de Iquique, Escuela Santa María, Museo Regional, Palacio Astoreca, sala de arte Collahuasi, IV Zona Naval, Escuela de Caballería Blindada, Museo Corbeta Esmeralda y Caleta Riquelme».

 

«Al llegar a la ciudad, el día jueves 14 y luego de tres horas de viaje, tuvieron la dicha de almorzar en el mercado y conocer la gran variedad de productos provenientes del interior y del mar, con estos últimos quedaron totalmente sorprendidos y maravillados, ya que habían algunos de los cuales con suerte habían oído y jamás habían visto, luego desde la azotea del mercado compararon fotografías de antaño en torno a los sucesos en la escuela Santa María en el año 1907, luego de ello se trasladaron al museo regional en donde se toparon con sorpresas de semejante talla como los animales prehistóricos, la muestra de fósiles momias, artefactos y vestimentas de la cultura Chinchorro, la muestra de la época del salitre, pero les llamó mucho la atención que su propia cultura y etnia aymara (todos ellos pertenecientes al pueblo originario Aymara) sea objeto de museo al ver la muestra de casa del interior, con los utensilios, petroglifos, muestra de vestimentas y tejidos en el segundo piso del museo, realmente muy extrañados y a la vez identificados con ello, al ser niños de típicos juegos, también les llamó mucho la atención la muestra de armas del museo que sirvió como la previa de la gran sorpresa que les esperaba en la Escuela de Caballería Blindada a la cual se llegó a eso de las 15:30 hrs. lugar en donde fuimos recibidos por el Sr. Ítalo Cabion quien guio a los estudiantes en una completa y muy bien informada muestra del materia bélico antiguo e indesuso (tanques y armamento) que los estudiantes tuvieron la dicha de interactuar, subiéndose, moviendo sus cañones, asemejando practica con sus ametralladoras, conociendo la historia de estos vehículos sumado a la visita de la sala histórica de la caballería en donde conocieron los diversos elementos de la muestra, toda una experiencia llena de aventura que el ejército de Chile le permitió vivir a nuestros estudiantes.»

 

«Posterior a lo anterior, los estudiantes se trasladaron nuevamente al paseo Baquedano en donde, primeramente, contemplaron el arreglo que se le realiza al Teatro Municipal y la belleza de las casas patrimoniales, así tuvieron la oportunidad de entrar a la sala de arte Collahuasi en donde se encontraba la muestra pictórica “He aquí el arte llamando a la mujer” de la artista Lorena Carrasco, en donde les llamo enormemente la atención pinturas como casa en perspectiva de Pica, un desnudo y Eutanasia,  la primera debido a que habían practicado la perspectiva, la segunda debido a su cultura evangélica protestante en donde se promueve aquello como algo pecaminoso y la ultima debido a que se trataba de un can en muy mal estado, pero por suerte se encontraba en el lugar la mismísima artista, quien con una gigantesca amabilidad y paciencia les explico cuanta cosa les llamo la atención a los estudiantes, sobre todo el cuadro Eutanasia que se refería al sufrimiento de una mascota que debió ser asistida con la práctica de la eutanasia para evitar su sufrimiento, todo explicado al detalle por la artista. Posterior a ello los estudiantes tuvieron la dicha de visitar el Palacio Astoreca lugar en donde fueron recibidos por el mismo director del espacio Don Pedro Marambio quien se tomo todo el tiempo de explicarles cada detalle y espacio del lugar que a los estudiantes le llamará la atención, empezando por estatuillas de madera del dios vaco en la sala central, pasando por pilastras movibles que anunciaban que a alguien invitado no les caía bien o la gran muestra de conchas de moluscos y bivalvos con la cual se cuenta en el segundo piso incluyendo las leyendas de presencias espirituales que juegan al billar de noche, en fin, luego de ello conocieron la boya que fue instalada en el paseo costero y de ese lugar se trasladaron a realizar actividades más lúdicas como la asistencia al cine y al McDonald. Terminando así la jornada de actividades.»

 

«En la mañana del día viernes los estudiantes comenzaron sus actividades con la visita a la IV Zona naval en donde fuimos recibidos por el Sr. Ricardo Farías quien junto a sus colegas tenían preparada una visita realmente de lujo comenzando por un recibimiento musical en donde la banda instrumental de la armada les tocó tres piezas musicales populares y tradicionales, luego de ello y ante semejante sorpresa los estudiantes le cantaron el himno nacional en su lengua propia, en aymara. Momento que fue grabado por los marinos ya que una habían presenciado algo así, la visita prosiguió con una muestra fusiles y material de supervivencia que sorprendió a los estudiantes, pero aun faltaba, serian trasladados al muelle en donde visitarían una de las naves pero nunca pensaron, incluyendo al profesor, que se trataría de la principal, la nave Cabo Odger en donde el mismo capitán Gianpiero Savelli recibió a los estudiantes asignando a los Srs. Barrientos y Sassi quienes con un nivel de amabilidad y disponibilidad muy destacable, le realizaron una visita guiada por los espacios de la nave, en donde principalmente quedaron sorprendidos por el helipuerto, la torre de control y el tablero de mandos con todas las explicaciones de su funcionamiento y utilidad, teniendo la dicha de ser capitanes y por un instante, tuvieron la dicha de ver por binoculares profesionales, bajar a la cubierta en proa en donde conocieron el caño de dicha nave, los estudiantes ya no estaban contentos con la visita, si no que extasiados con ella en donde siempre fueron acompañados por la mascota del barco, el can Thor quien les acogió con gran alegría. Luego y para finalizar la visita a la nave tuvieron la dicha de compartir un rico jugo en los cómodos comedores de la nave, el traslado al muelle de la IV Zona se realizó por medio del bote zodiac que sin querer fue toda una aventura para los chicos. Para finalizar la visita a la IV Zona vieron un espectacular video en la sala cine del espacio en donde vieron el funcionamiento de las naves e infantería de marina en el marco de los 200 años de la armada nacional, camino a la salida de la base conocieron los cañones originales de la Independencia ubicados en la IV Zona Naval.»

 

«Luego de estar en dicho lugar, los estudiantes se trasladaron al Museo Corbeta Esmeralda cuya administración permitió su ingreso en forma gratuita y con mucha amabilidad y acogida les realizaron una excelente visita Guiada por la Srta., Francisca quien con mucha paciencia y disponibilidad les fue explicando a los menores cada detalle y espacio por los cuales pasaban, finalizada la visita de la esmeralda asistieron a la caleta Riquelme en donde una cantidad de lobos eran alimentados por los pescadores y en donde también tuvieron la oportunidad de conocer los productos del mar que en su mayoría son desconocidos para ellos.»

De este modo se finalizaba el gran paseo salida pedagógica en donde los estudiantes tuvieron la dicha de enfrentarse cara a cara con la tecnología, la cultura y las ciencias en cada uno de los lugares que visitaron, se agradece enormemente a todos estos espacios y sus instituciones; Ejercito de Chile en su Escuela de Caballería Blindada, a la Armada de Chile en su IV Zona Naval, al Museo Corbeta Esmeralda en su administración, al Palacio Astoreca en su director, al municipio de nuestra comuna quien financió la movilización y a cuantos personas nos ayudaron y colaboraron para poder hacer realidad esta gran visita a la ciudad de Iquique. Esperamos que para el próximo año la oportunidad se repita ya que estos cinco alumnos y tres alumnas jamás olvidaran semejante experiencia.