En sencilla ceremonia en dependencias de la Fundación Para la Promoción y Desarrollo de la Mujer (Prodemu), ubicada en calle Aníbal Pinto con Gorostiaga, se realizó una sencilla ceremonia para la entrega de fondos a las mujeres rurales. Se trata del financiamiento de 13 millones 515 mil pesos para siete grupos. Se trata de un programa en el marco de la alianza con el Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap), SernamEG, Ministerio de Desarrollo Social y Conadi.

Presidieron la actividad Karoll Carvajal Castro, delegada regional de Prodemu e Iván Cerda, director subrogante de Indap.

Las emprendedoras son beneficiarias del Programa Mujeres Rurales de Prodemu. El fondo de $ 330.000 fue entregado a 46 de 64 inscritas en la región para las participantes del primer año, mientras que para el tramo del tercer año, el monto bordea los $ 300.000, aproximadamente.

“El programa de Mujeres Rurales nace de Prodemu. Hoy estamos entregando aportes económicos a los grupos de primero y tercer año de un programa con Indap que dura tres años y que está en la Ruta Mujer Rural. Son aportes económicos para la implementación e inversión desde lo técnico de sus emprendimientos rurales” dijo Karoll Carvajal.

Agregó que, básicamente Fundación Prodemu valida y fortalece el papel de la mujer dentro el núcleo familiar. “Si hablamos de potenciar sus habilidades en el sector rural trabajamos directamente con ellas, entregándoles incentivos que dicen relación con inversiones, para potenciar el desarrollo rural que cada grupo de ellas desarrolla”

En tanto, Iván Cerda, recordó que dentro de sus actividades, algunas mujeres tienen invernadero, artesanía como compra de camélidos, artesanía en arcilla y otras están trabajando con flores y agroalimentos procesados.

“Se trata de un convenio que tiene mas de diez años y que se reactivó hace unos cuatro años con Prodemu para rescatarlo y que ha estado un poco invisible. La idea es que en primer lugar sea un trabajo a tres años. El primer año se desarrolla fortaleciendo las capacidades individuales y colectivas de las mujeres rurales. Así ellas se validan en sus trabajos. Se busca mejorar su desarrollo para trabajar de manera personal, colectivo y en grupos. Una vez que afianzan y fortalecen esas redes, se avanza en la ejecución de su trabajo” dijo el director (s) de Indap.

Según se informó, Prodemu e Indap, trabajan en cuatro ámbitos, el rubro, desde lo técnico que ellas escojan, el empoderamiento personal, qué es el desarrollo organizacional y el emprendimiento.

“Así nosotros, como Prodemu, potenciamos el tema de la toma de conciencia, de la autonomía plena de la mujer y de su proceso de empoderamiento. En este caso, la Ruta Rural tiene que ver con el empoderamiento personal que significa el empoderamiento colectivo para que las mujeres. En el fondo, que visualicen en estos tres años que dura su proceso, entender que trabajar colectivamente les rinde más que trabajar individualmente, en la comercialización, sobre todo por lo alejando que estás esas mujeres en esos territorios cien  por ciento rural” recalcó la delegada regional de Prodemu.

El primer grupo de mujeres rurales que recibieron los aportes son de Pica, La Tirana y Pozo Almonte. Pero también, hay mujeres de Ariquilda, al interior de Huara y Colchane.

 En Caleta San Marcos con el apoyo de Indap, desde Prodemu extendieron la ruralidad hacia ese asentamiento pesquero artesanal, a pesar que no correspondía porque lo rural está orientado hacia el altiplano.

En el caso de San Marcos, las mujeres de esa comunidad están trabajando en un proyecto de hidroponía.