CENTRO HIJOS DE LA PAMPA EN LA ROTONDA VILLA MAGISTERIO

Su propietario conocido como “El Chinito”, un crack senior del fútbol mantiene su establecimiento con creatividad y esfuerzo personal con variados productos típicos de la pampa salitrera.

HÉCTOR ROJAS CABRERA
Periodista Senior

Cientos y cientos de PYMES y emprendedores ya son una realidad tangible en nuestra ciudad, desde que el modelo de economía social de mercado,  diera hace 30 años, sus primeros pasos, para estimular la iniciativa de las personas, el esfuerzo y el emprendimiento, hoy ya felizmente consolidado.

Máquinas de escribir, de coser, jarrones adornan el entorno de este negocio de la Rotonda.

Uno de estos casos notables ha sido el del empresario pampino, nacido en la Oficina Victoria, Ricardo Pereda, un iquiqueño de tomo y lomo que se inició con un local comercial en la Rotonda de la Villa Magisterio, cuando este núcleo habitacional, también daba sus primeros pasos por allá por la década de los 80 y que con los años se convertiría en un establecimiento gastronómico y turístico que enorgullece a la clase media, al sector del turismo y a la ciudad.

Imagen de un local para servirse el tradicional Lunch de los ingleses de la pampa

NOSTALGIA POR LA PAMPA

Este caso ilustrativo es la del pequeño empresario Ricardo Pereda, que con solo el esfuerzo personal, logró con los años levantar en la Rotonda Comercial de la Villa Magisterio, un establecimiento original, innovador, creativo, que logra unir el pasado, con la modernidad.

Bajo el alero del Centro Cultural Hijos de la Pampa, este local une lo gastronómico, con exquisiteces de la pampa, entre ellas las sopaipillas, los picarones, y de la comida típica del Norte Grande, de la Pampa e Internacional, con un entorno de figuras pampinas, como máquinas de coser, máquinas antiguas de escribir, lámparas, maceteros, teteras que se usaban para el servicio del te, jarrones, etc.

AL PASADO

Más aún, ha generado un espacio ambiental único que nos transporta al pasado pampino, con una simulación de la Casa del Administrador, el local para el Lunch, el frente y entrada al Teatro Pampino, generando un medio ambiente que los cientos y cientos de pampinos, que han labrado la cultura o civilización de la pampa, miran con profunda alegría, por los recuerdos que les traen el haber vivido en las oficinas salitreras Alianza, Victoria, Huara, Campamento San José, y otros.

Imagen del Teatro pampino.

RECONOCIMIENTO

En su ya larga trayectoria comercial, ha recibido la admiración de cientos y cientos de adultos mayores, que vivieron y añoran la pampa.

Es un ejemplo típico del iquiqueño que se la juega por su tierra y que merece un reconocimiento para el próximo aniversario de la Ilustre Municipalidad, junto a otros pro hombre iquiqueño que también se las ha jugado por la ciudad, aportando una de las empresas mas sólidas de la Región, con mas fuentes de empleos estables, como es el caso del octogenario  Tonko Lonza.

Esperamos ese reconocimiento llegue algún día en  nombre de los iquiqueños

Que Así Sea, Así Sea, Así Sea…

image_pdfimage_print