Con la misión de recolectar todo el aceite vegetal usado en las casas de la comuna de Alto Hospicio, se encuentra proyectando iniciar la empresa de reciclaje RECIMARD, junto al apoyo de la Municipalidad de Alto Hospicio.

El evento que se inserta en las acciones que está impulsando el gobierno comunal de Patricio Ferreira en pro de cuidar el medioambiente y hacer una comuna más amable para vivir, se empezará a gestar próximamente en diferentes juntas vecinos de la ciudad.

Al respecto, la representante de RECIMARD, Bárbara Bravo, sostuvo que la empresa que se encarga de la recuperación de aceites vegetales usados  en las ciudades de Iquique y Alto Hospicio, hace un mes está enfocada en un proyecto de retirar solo residuo de aceite vegetal domiciliario. Por tanto, se van a encargar de retirar el producto de manera inicial en juntas de vecinos y edificios de condominios.

Para hacer esa gestión se están coordinando con el municipio y dirigentes de juntas de vecinos para entregarle un contenedor gratuito donde los pobladores depositen el aceite quemado. Previo a esa operación, la profesional de RECIMARD, precisó que se dictarán charlas de sensibilización e informarán cómo hacer el reciclaje y cómo deben almacenarlo.

Como primera instancia, asistieron al primer encuentro de punto verde de reciclado de plásticos y latas desarrollado en la Unión Comunal de Alto Hospicio, donde informaron a los vecinos sobre sus proyectos de hacer una mejor gestión de los aceites vegetales usados que tanto daños le hacen al ecosistema.

El aceite residual, que será reciclado, no comprende el tipo de aceite de los tarros de aceites de pescados o de aceites de vehículos.

Aclaró que el  producto reciclado (aceite) se transforma en bío combustible, se usa en cosmetología, como jabón; y en detergente, ya que el residuo de aceite vegetal se transforma en glicerina. “Lo que buscamos con estos eventos en donde es esencial la participación de la gente, es disminuir las emisiones de los gases efectos invernaderos que están provocando el cambio climático con las consecuencias que todo el planeta ya está evidenciando”, enfatizó.

Para iniciar el reciclaje de aceite usado, que lo ideal por temas de salud, recomendó a las personas que en sus casas utilicen el aceite no más de dos veces, ya que de ahí en adelante se generan sustancias tóxicas para el proceso de los alimentos. Una vez usado el aceite indicó que guarden éste en el mismo envase de la botella plástica, cuando esté frío usando un embudo y un colador, para evitar el ingreso de restos de comida; luego se sella con la tapa. Posteriormente las personas se pueden acercar a los puntos limpios en donde habrán habilitados contenedores que luego serán retirados sin costo alguno por camiones de la empresa “RECIMARD”.

Ecoparque

Actualmente tienen un punto limpio en el Ecoparque de Santa Rosa, donde están recibiendo aceites vegetales usados de parte de la comunidad del sector en recipientes plásticos de 240 kilos.

Todos los residuos de aceites recopilados en la comuna, informó  se envían a Santiago a la empresa BIOL, que es la que certifica la calidad del producto y que éste se va a transformar en un bío combustible u otro producto.

Por último, Bárbara Bravo, reiteró que ellos buscan concientizar a la gente de la importancia de no botar el aceite a las alcantarillas y al suelo, por los impactos que provocan en los ecosistemas marinos que impiden todo el proceso desde la fotosíntesis hasta los daños que le provocan en la piel de los animales.