“Hace 36 años atrás, un día 17 de febrero de 1985 y a media noche, María Inés Sáez, periodista de TVN, nos avisaba que habíamos obtenido el 1° Lugar del Género Folclórico del Festival de la Canción de Viña del Mar, con el tema «Reina del Tamarugal» de Veas / Miranda y que fue defendido por el grupo Calichal del cual formaba parte desde hacía tres años antes”,  así inicia sus recuerdos de aquella noche en la competencia folclórica del festival el destacado músico iquiqueño Mario Tapia Álvarez “Marincho”.

Nos menciona que no todo el grupo pudo estar sobre el escenario de la Quinta Vergara y es por eso que en la imagen televisiva de la competencia se vio a Fernando López Molina (Q.E.P.D.), Manuel Veas Rodríguez (Q.E.P.D.), Berta Veas Rodríguez, “Marincho” y Luis «Toño» Miranda Rojas (Q.E.P.D.).

“Desde la orquesta Danny Rodríguez nos acompañaba con el charango y en la galería lo hacía Marilyn Carrillo (integrante) y nuestro amigo Pancho Castillo quienes fueron un apoyo fundamental, ellos en cada una de las jornadas se encargaron de repartir a la gente volantes con la letra de la canción, estrategia que sirvió para que el público la aprendiera y cantara junto a nosotros el tema. Esa noche, cuando nos premian como ganadores y en el momento de interpretar nuevamente La Reina del Tamarugal como la mejor canción folclórica de la competencia 1985, sobre el escenario principal se nos agregó Danny con el charango y Marilyn que había sufrido todo el festival desde la galería”.

¿Qué sensaciones o emociones tuvo en ese instante?

-Mientras tocaba y cantaba, el tiempo se hizo eterno y por mi mente desfilaban los rostros de familiares, amigos, compañeros y de tanta gente que hasta ese momento conocía, todo parecía parte de un lindo sueño que horas después logré asumir que era realidad.

¿Hubo festejos con la Gaviota de Plata?

-Esa noche, en Viña del Mar, celebramos con una fiesta interna después que nos pudimos zafar de los periodistas. Mientras tanto en comunicación telefónica con Martha Marcich, alcaldesa de la época, se nos felicitaba y hacía saber que la ciudadanía se había volcado a las calles en un verdadero carnaval. Sin duda una inédita celebración que hasta ese momento era una manifestación espontánea reservada a los triunfos deportivos. Días después regresamos a Iquique y fuimos recibidos en el Aeropuerto de Chucumata por las autoridades como unos verdaderos héroes, desde la distancia observábamos a nuestra familia a la cual se le hacía difícil acercarse por la inmensa cantidad de gente que nos fue a recibir.

El camino desde el aeropuerto a la ciudad estaba lleno de familias iquiqueñas en sus vehículos, lo mismo pasaba dentro de la ciudad, pues nos esperaba un mar de gente en la Plaza Condell y un inmenso escenario en el frontis de la antigua y desaparecida municipalidad, sobre ella la Banda Wiracocha nos recibía al son de la Reina del Tamarugal con el sonido propio de la fiesta de La Tirana. Al rato bajamos bailando por calle Tarapacá hasta la Plaza Prat, íbamos entrelazados con el ex Grupo de Danzas Arajj Pacha de Mario Cruz y al son de la Banda Wiracocha. Nuestra última parada fue una conferencia de prensa en el Casino Español.

Una importante hazaña lograda por primera vez por un grupo de provincia, un hecho único vivido a plenitud, experiencia que ha ayudado en mi crecimiento artístico musical… hermosos y emotivos momentos que nunca se olvidarán.

Mario “Marincho” Tapia Álvarez

image_pdfimage_print