Los Centros de Salud Familiar Pedro Pulgar y Yandry Añazco Montero, como parte de su programa anual de apoyo a la comunidad, entregaron recientemente dos canastas familiares con  más de 100 kilos de alimentos no perecibles a los comedores  abiertos solidarios de la comuna de Alto Hospicio,  Verito Canales que está ubicado en el sector de  Santa Rosa y al comedor social de la Capilla Padre Hurtado, que está ubicado en avenida Ramón Pérez Opazo,  instituciones que diariamente  con esfuerzo y dedicación a través de sus voluntarias preparan los  almuerzos en sus dependencias.

La entrega de estas donaciones estuvieron encabezadas por  Estefanía Eguiluz, directora  del Cesfam Yandry Añazco Montero y Diana Fernández, Subdirectora del Cesfam Pedro Pulgar Melgarejo, además, los acompañaron  los médicos, enfermeras, auxiliares de aseo,  conductores y  secretarias de ambos recintos de salud,   recibiendo estas  donaciones  la Presidenta y  voluntarias de ambos comedores  abiertos.

Todo esto parte de una iniciativa impulsada por los funcionarios de los establecimientos de salud primaria, quienes con  amor al  prójimo y al ver  la necesidad de algunas personas que realmente lo necesitan,  como cada año entregaron estos alimentos como gran ayuda al propio voluntariado, siendo  indiscutible el bien que hacen a la comunidad.

El Alcalde, Patricio Ferreira,  en  su gestión se ha preocupado siempre de entregar lo mejor para todos los vecinos y vecinas.  Por ende, estas ayudas  solidarias vienen a  complementar la labor social y en terreno que están realizando e  incentivan  de alguna manera a que  estas entidades puedan  seguir  adelante.

Asimismo, la Presidenta del Comedor Solidario Verito Canales del Sector Santa Rosa, Sandra Suazo, “agradeció  la ayuda recibida en alimentos no perecibles, beneficio que  les permitirá contar con insumos y muchas otras cosas que realmente necesitaban”.  Además, destacó el apoyo del Alcalde Ferreira,  que ha ayudado a bastantes personas que realmente lo necesitan, porque hay algunas que  no tienen trabajo y mucho menos de donde sacar dinero  para comer, pero tienen que seguir luchando y  ese es el  aporte social que realiza el comedor.

Cabe mencionar que estos comedores solidarios de la comuna de Alto Hospicio, no piden  registro social de hogares para dar este beneficio, solo se ponen  en la posición de aquellas personas que también estuvieron bien y en  algún  momento quedaron sin nada, por eso  la invitación a asistir  está  abierta a  todas las personas entre ellas vecinos en  situación de calle e incluso inmigrantes.