Alcalde Patricio Ferreira preocupado por la situación que viven los vecinos del sector El Boro, se reunió junto a su equipo técnico con ejecutivos de la empresa Jeria Hermanos, pobladores y dirigentes de esa zona de la ciudad, además del presidente del Consejo Regional, CORE, Rubén Berríos y concejales de la comuna, para atender las inquietudes respecto al programa FNDR «Saneamiento y Control de Plagas» que lleva a cabo el municipio en conjunto con la empresa Jeria Hermanos, en esa población cercana al vertedero municipal.

En la oportunidad se acordó mejorar la aplicación del citado programa que comprende un trabajo integral por dos años de control de plagas de roedores, cucarachas, pulgas, garrapatas, moscas y otros vectores  que producen un deterioro en la calidad de vida de los habitantes de ese lugar.

Entre las propuestas sugeridas se desprendieron algunas que van más allá del que abarca el programa, las cuales sirven para proteger de mejor manera desde el punto sanitario a la comunidad.

En ese sentido, el jefe comunal valoró el encuentro de muy exitoso, ya que se acogieron las presentaciones de los vecinos, quienes luego de una larga demanda ciudadana por combatir la proliferación de malos olores, vectores y plagas de distintos tipos, están viendo que se están atendiendo sus problemas.

Además, producto de aquello, es que el programa «Saneamiento y Control de Plagas» que cuenta con 8 ciclos y ya se está en el sexto, será reforzado con más diálogo ciudadano respecto a cómo se está aplicando el proceso. De esta forma las personas al término de cada ciclo podrán tener una reunión informativa abierta de cómo se realizó todo el operativo.

También habrá más bateas para facilitar la limpieza de los hogares y de los espacios públicos. En cuanto a los talleres de tenencia responsable de mascotas que se están desarrollando en la población, se espera que la ciudadanía tome conciencia y contribuya a no dejar abandonados a los animalitos.

Cabe consignar, que el proyecto se inició en el sector El Boro en octubre del 2018, atiende a 18 juntas de vecinos y 3 mil viviendas, además de 2 mil perros en cada ciclo. Esta iniciativa se está llevando a cabo acorde a lo planificado con una inversión de 700 millones de pesos.

Según el programa, las viviendas deberán ser controladas 8 veces, cada tres meses, el doble de aplicaciones que realiza una empresa privada en sanear una casa.

image_pdfimage_print