• Este es el segundo hecho que sufren este año y con profundo pesar dicen los afectados que dejaran el pueblo

• Pobladora pide al Presidente Piñera que no los abandone

• Alcalde de Colchane exige renuncias de las autoridades regionales 

El matrimonio de comerciantes aymaras conformado por Hernán García y Casilda Challapa, analizan con impotencia y tristeza dejar su casa en Colchane, tierra de la que ambos son oriundos, debido al segundo robo millonario de su mercadería. Las provisiones fueron sustraídas de las bodegas de su vivienda, que queda frente de la subcomisaria de Colchane.

Doña Casilda contó que debido a las heladas, que afectan la agricultura y a que su  terreno de pastoreo se arruinó al ser usado como pasillo para la migración irregular,  derivaron en comerciantes en la feria quincenal de Pisiga Carpa, pernoctando entre esta vivienda y la comuna de Alto Hospicio.

Por estar frente a la subcomisaria de Colchane pensaron que este sería un lugar seguro para dejar la inversión de su vida, pero este año en dos ocasiones su casa ha sido robada. El primer robo en febrero, durante la crisis migratoria, fue por un monto de 3 millones de pesos y el actual robo con un total de $ 6 millones, sumando así la cifra de 9 millones de pesos en perdidas, los cuales son sus únicos ingresos. 

“Me siento que estoy despojada de mi pueblo, de mi domicilio por vivir esta calamidad. Vivo en un temor en Alto Hospicio de decir qué pasa con mi casa. Cuesta ganarme la vida, cuesta trabajar, cuesta tener algo para comer, para vivir acá… anoche me puse a llorar por mis cosas porque me cuesta para poder tenerlas, para ganarme el pan”, dijo entre sollozos Casilda.

LLAMADO

Dice no entender cómo viviendo al frente de un cuartel policial su casa es blanco de delitos, “eso es lo que me digo si estoy al frente de la comisaria, supuestamente estoy más segura así lo sentí, pero no es así, hoy me siento decepcionada por esto porque pensé que mi casa iba a estar más segura estoy frente de la comisaria nadie entrará a hacer daño y anoche dormí con mucho temor que alguien va a entrar a mi casa a asaltarme y no puedo vivir aquí”

Dice sentirse abandonada por las autoridades de gobierno y pide que les garantice su seguridad. “Le pido a las autoridades que por favor nos vea, nos sentimos abandonados, que nos vea que nosotros somos chilenos que vivimos el día a día luchando al lado de la frontera. No tenemos fuentes de trabajo, no somos ganaderías, somos agricultores pero no tenemos cosecha porque el frio mata la cosecha, por eso emigramos a la ciudad porque allí hay trabajo. Por eso yo le pido a las autoridades que se pongan la mano en el corazón por este pueblo,… por esta comuna de Colchane por favor le pedimos. Y escuchen a nuestro alcalde, no lo ignoren. La voz de la gente de aquí es muy humilde… yo tengo miedo… veo que gente no hay aquí, gente del pueblo, se van de acá a la ciudad y allí está pasando lo mismo. Yo al señor Presidente le pido por favor pon tu mano en el corazón y le diga que nosotros también somos chilenos, por favor resguárdenos”. Finalizó sin aguantar el llanto.

MUNICIPIO DE COLCHANE

Según relató el matrimonio el primer robo a su propiedad se produjo en febrero en plena crisis de migrantes. En esa ocasión Carabineros cuya Comisaría está al frente, no le tomó constancia aduciendo que tenían mucho trabajo.  

Dijo que como le respondieron lo mismo esta vez decidió acudir al municipio, el cual inmediatamente le prestó asesoría jurídica, he hizo que Carabineros tomara la constancia de este robo.  

Este acto es parte de la ola criminal que se ha apoderado de Colchane donde viviendas municipales ubicadas a 200 metros en línea recta de la subcomisaria, fueron despojadas y vandalizadas por desconocidos dos veces en una semana y una de ellas en 5 ocasiones este año.

image_pdfimage_print