Timonel del CDI señaló que no hay garantías para seguir jugando

Mario Vidal Jorquera

Césare Rossi, presidente de Deportes Iquique, manifestó ser partidario de la suspensión definitiva del torneo nacional de fútbol, en vista de no existir las garantías para continuar con la competencia, en medio de la crisis social, por la que atraviesa el país.

Césare Rossi, presidente de Deportes Iquique

Como es bien sabido por la afición, durante el partido del pasado viernes con Unión La Calera en el estadio La Florida, manifestantes ingresaron al recinto, obligando a la suspensión del encuentro, que marcaba la reanudación de la competencia nacional.

Rossi, se refirió a ese hecho, como una situación muy desagradable y que viene a reforzar aún más, la necesidad de suspender el campeonato.

“Está totalmente claro que el torneo hay que suspenderlo, porque no están dadas las condiciones y nosotros no queremos seguir exponiendo a los jugadores, ni a los hinchas, porque no hay seguridad en las calles y menos en un estadio de fútbol”.

Sobre la posición del club, con respecto a una solución; Rossi reiteró su inclinación a suspender el campeonato, en el estado actual, vale decir; sin que descienda ningún equipo y que el próximo año, el campeonato de Primera A, cuente con dos equipos más, provenientes del torneo de Primera B.

“Obviamente primero hay que analizar bien eso, pero creo que es una postura bastante salomónica para todos los equipos”, enfatizó.

Finalmente consultado sobre la situación contractual de aquellos jugadores, que cumplen su contrato a final de año, estos se terminarían en la fecha estipulada, independientemente de lo que determine la ANFP, con respecto al hasta ahora suspendido torneo.