El senador por Arica y Parinacota, José Miguel Insulza, trató en extenso las implicancias del retiro del 10% de las AFP, “es un tema que va a estar con nosotros durante mucho tiempo, pero principalmente es un tema que sigue ahí por tres razones principales”:

En primer lugar, explicó, “hay mucha gente que tiene necesidades, a pesar de que a varios no les ha disminuido sus ingresos durante la pandemia, se encuentran con que el resto de la familia se quedó sin empleo, es por esto que digo que la opción del 10% no está ligada a lo que el gobierno propone, ha adquirido vida propia, porque además los anuncios han sido tardíos e insuficientes, quizás con los últimos anuncios, menos gente va a echar mano a sus fondos de pensiones, pero es una cosa que debe mantenerse a mi parecer”, señaló el parlamentario.

El segundo motivo, continuó, es que “el retiro de estos fondos parece ahorrar trámites a la gente que se hace la idea de que va a llegar a su AFP y va a recibir su plata de inmediato; si bien no es tan simple, no hay que pasar por todos los requisitos, acreditaciones y papeleos para ver si a la familia le van a dar el IFE, además de los rechazos y las apelaciones”.

Por otra parte, el senador explicó que “esto se ha transformado en un tema emblemático, la rabia que tiene la gente por estar confinada y por la serie de problemas que acarrea la pandemia y el estallido de octubre, todo esto con el bajo nivel de aprobación del gobierno, termina siendo como un desafío”.

Al respecto, añadió que “una industria como las AFP, que se han hecho tan ricas, hablamos de US$240 mil millones, realmente pudieron haberse desprendido de manera un poco más graciosa de menos de un 5% de su riqueza, yo creo que esa inobservancia le molesta a la gente y le duele mucho” sostuvo el parlamentario.

Sobre el mismo punto, Insulza recalcó que “la impopularidad de las AFP hace más atractivo todavía este hecho, pero yo veo que hay parlamentarios que hablan del fin de esta sistema; yo lo que veo es que se agrega un artículo transitorio y que señala explícitamente que es con ocasión de la Covid-19, por lo que si tuviéramos otra catástrofe, habría que hacer esto de nuevo, por lo tanto cuando el Presidente salga en cadena nacional diciendo que se terminó la pandemia por lo tanto se termina el estado de catástrofe, la autoridad para retirar fondos desaparece de inmediato”, afirmó añadiendo que “esto requiere mucho afinamiento, la reforma constitucional dice que se va a hacer algo, pero después hay que decir cómo se hace, lo que debería definirlo una ley que implemente esta decisión, además no hay un mecanismo claro de cómo van a ser repuestos estos recursos a los fondos, en la Cámara no prosperó el fondo solidario que espero sea repuesto en el Senado, el otro camino es un bono de reconocimiento, lo que digo es que la gente debe saber que esto así como está, significará una merma en sus jubilaciones”, finalizó.

image_pdfimage_print