“Mi Ventana Deportiva”

El otrora deportista iquiqueño brilló en el atletismo y tiro con arco, aportando galardones nacionales a la Tierra de Campeones

Mario Vidal Jorquera

Cuando parecía que el olvido sería superior a la memoria, Mi Ventana Deportiva se abre hoy, para mostrarme a otro de los buenos deportistas nacidos en esta Tierra de Campeones y recordarme que, pese a la ingratitud que a veces acrecienta el tiempo, sus logros deportivos permanecen grabados en la historia deportiva de Iquique.

Sergio Aserella Alvarado nació en Iquique, el 26 de agosto de 1957, siendo uno de los tres hijos del matrimonio conformado por Faud Aserella y Josefina Alvarado, teniendo como hermanos a Jorge y María Aserella Alvarado.

Luego de cursar sus estudios básicos en la ex Escuela 3, Sergio ingresa el año 1969 al Liceo de Hombres, donde inicia su carrera deportiva, integrando el equipo de básquetbol que, en esos años, dirigía el profesor Manuel Castillo.

Sergio Aserella destacó como un buen exponente en las pruebas de velocidad.

Pero, es en el Club Academia de Educación Física, donde se forma su temple de deportista, representando a los “Alas Negras” en básquetbol, béisbol y atletismo, hasta que, por motivos de estudios, el año 1975 debe trasladarse a la ciudad de Talca.

Sus estudios no lo alejan de su pasión por el deporte y en la sureña ciudad, sigue practicando atletismo y dadas sus buenas condiciones como velocista, es llamado a integrar la selección de Talca, participando en su primer campeonato nacional juvenil.

También representa a la Universidad Católica, donde cursa sus estudios superiores y el año 1977, logra medalla de bronce en un campeonato nacional adulto, compitiendo en la prueba de los 400 metros con vallas.

También destacó a nivel nacional en las pruebas de relevo.

En ese mismo torneo, logra medalla de plata, al clasificarse vice campeón de Chile en la pruebas de relevos de 4 por 100 y 4 por 400, además de lograr por esos años, medalla de bronce en los 110 metros con vallas en el Campeonato Zona Sur y medalla de oro en las pruebas de relevos de 4 X 100 y 4 X 400, marcando récords zonales.

Tras completar sus estudios y ya convertido en un profesional, el año 1981 regresa a Iquique, dejando atrás un buen historial con 6 récords de Talca, para asumir en su ciudad, la selección iquiqueña de atletismo, junto a los técnicos Ernesto Benavides y Albina Zamora, logrando tres vicecampeonatos zonales por equipos, detrás de la entonces poderosa selección de Arica que, entre sus filas contaba con varias figuras de renombre, incluyendo al campeón panamericano Emilio Ulloa.

Sergio Aserella se desempeña también como dirigente, presidiendo al club de sus amores, la Academia de Educación Física, durante los años 1982 – 83 y el año 1985, ser nombrado delegado regional del Comité Olímpico de Chile, bajo cuyo cargo le corresponde llevar a los diversos deportes, a los primeros Juegos Olímpicos Nacionales, donde Tarapacá obtuvo los primeros lugares en la mayoría de las disciplinas.

image_pdfimage_print