El incendio generó alarma entre los vecinos

Más de sesenta voluntarios del Cuerpo de Bomberos, debieron intervenir para controlar el incendio que amenazaba con arrasar  inmuebles del sector Gorostiaga con Obispo Labbé,  pero que finalmente terminó con siete casas destruidas.

El hecho se registró pasadas las 3:30 horas de la madrugada de ayer en el céntrico sector, situación que generó mucha inquietud entre los habitantes del lugar.

Particulares alertaron a la central de alarmas del Cuerpo de Bomberos y siete compañías se trasladaron al lugar para iniciar el combate a las llamas.

Propietarios de tres locales comerciales intentaron rescatar algunos aparatos pero la intensa temperatura y las recomendaciones de los voluntarios les hicieron desistir.

Entretanto, funcionarios de la Primera Comisaría de Carabineros se constituyeron en el lugar para facilitar el trabajo de los bomberos y cuidar algunas pertenencias de los propietarios de los inmuebles.

Según se informó, las causas que originaron el incendio serán determinadas por el Departamento de Investigación de Incendios del Cuerpo de Bomberos, pero no se descarta que un cortocircuito fuera la causa del incendio.

También se conoció que dos voluntarios resultaron lesionados durante el combate a las llamas, cuya labor demoró más de dos horas.

Un bazar y un local de sushi, desconocemos si estaban en funcionamiento, en las casas no habían moradores”.

Por momentos, el fuego amenazó más viviendas del sector y por lo mismo fueron evacuados 39  moradores de una residencia sanitaria, los que posteriormente regresaron al hotel.

Personal de la Municipalidad de Iquique se constituyó en el lugar para prestar ayuda.

image_pdfimage_print