Ayudar a los menores a desarrollar sus guías de estudio y hacer los trabajos que dan en el colegio, es la finalidad del taller de reforzamiento escolar que funciona en el campamento Renacer de Alto Hospicio.  Una veintena de niños, niñas y adolescentes están mejorando sus notas y conocimientos gracias a esta iniciativa liderada por Andrea Cejas Ramos.

Comentó Andrea que a través del Centro Social Cadena de Amor, se atiende los requerimientos de las familias del campamento Renacer, concretando por más de un año el comedor solidario y entregando otros apoyos sociales.

Los menores cuentan con pupitres individuales para desarrollar sus clases en un espacio abierto.

“Esta la iniciativa apunta a solucionar un problema de las familias como es la falta de herramientas para apoyar a los escolares en la mejora de los aprendizajes. El reforzamiento es totalmente gratuito para niños y también adultos, se efectúa dos veces por semana y este año incluyó idioma inglés”.

Consultada sobre cómo surge esta idea, manifiesta que la base de la igualdad es la educación, “por eso tenemos profesionales dispuestos para enseñar, son talleres totalmente gratuitos. Todos los viernes, desde las 17.00 horas, está el reforzamiento y nivelación para niños y adultos del campamento en matemática, lenguaje e inglés”.

El Centro Social Cadena de Amor apunta a tres aspectos como son educación, alimentación y apoyo en insumos para los residentes del campamento.

Desde el anterior año dan énfasis en educación porque en el campamento tienen problemas de conectividad, la calidad de señal es mala y como la mayoría no cuenta con acceso a Internet realizan los talleres de reforzamiento con entrega del material impreso para clases y útiles escolares, para que puedan realizar sus tareas. El 2020 definieron un día para imprimir las guías y este 2021 establecieron los viernes hacer el reforzamiento o nivelación.

“Contamos con el apoyo de hermanos mormones haciendo clases de inglés y un ingeniero chileno. Tenemos inglés básico para niños y sus padres, lo que significa un conocimiento más para ellos. El año pasado nos centramos en nivelar y reforzar estudios, ahora también tenemos una campaña de útiles escolares reutilizables.  Así les entregamos cuadernos, lápices, estuche para que sean usados en el taller”.

Destaca que todo es autogestión y el año pasado ella hizo las clases sola.  “En mi estudio de administración el CFT Estatal hago ayudantía y dije si ayudo a mis compañeras y mis hijas, puedo compartir conocimientos con mis vecinas para que ellas hagan las tareas con sus hijos, ese fue el inicio, explicar cómo son las fracciones, cómo multiplicar, sumar o dividir.  Ahí me di cuenta que muchas estaban más atrasadas que sus hijos, así que enseñarles no era el hilo conductor por lo cual decidí convocar a los niños y niñas con la guía que les dan en el colegio y explicarles a ellos.  Son clases gratuitas, de calidad, hay una preparación para cada taller, todo es con cariño, porque insisto que la base de toda igualdad es la educación”.

La iniciativa del campamento Renacer está solventada por autogestión. “Esperamos el aporte de colaboradores para concretar la campaña Mochila Solidaria, que permita entregar a cada niño lápices, cuadernos, goma de borrar, un bolo o mochila”, acotó Andrea Cejas.

ENSEÑANZA

Menciona que el taller dura poco más de una hora dividido en dos bloques, con un recreo donde se entrega una colación a los participantes.

“Las clases se hacen en un espacio abierto, con la separación física adecuada y todos los cuidados del Covid.  Se trabaja por grupos, alumnos de media, básica 1° a cuarto y de 5° a 8°.   En la última sesión el ingeniero se orientó con los de media en matemática, una vecina trabajó con los más pequeñitos en familiarización y conocer los números, yo trabajé con segundo ciclo básico en fracción y descomposición de números y los Elder en inglés”.

Cuenta que desde esta semana se trabajará además los miércoles, para que ese día desarrollen las tareas y el viernes sea sólo taller de reforzamiento.  “Eso es porque hay tareas específicas que el niño o niña debe resolver y así les ayudamos, hay varias mamitas que no han completado sus estudios y les acuesta ayudar a sus hijos.  Eso lo hemos detectado ahora en pandemia, porque antes eso se resolvía en las escuelas”.

CAMPAÑA

Menciona que en el campamento hay algunos menores que están con exámenes libres y otros no se encuentran matriculados, por lo cual apuntan a reforzar sus conocimientos e insertarlos en el sistema educacional, para lo cual realiza gestiones con DAEM del municipio y colegio Simón Bolívar. para que los menores retomen su escolaridad.

Además, han iniciado la campaña Mochila Solidaria, donde a cada niño quieren entregarle útiles. “Buscamos kits simples, lápices de color, grafito, goma de borrar y cuadernos, eso es lo que buscamos. También pueden ser algunos útiles en buen estado algo usados, para emplearlos en el taller. Se agradece cualquier aporte, la ayuda puede ser coordinada a través del celular 950249762 o escribir al mail andreacejas.1990@gmail.com”.

Integrantes de la Iglesia Mormona están colaborando en la enseñanza de inglés a los menores y sus parientes.

image_pdfimage_print