El Temporal Filomena que azota media España deja por ahora un balance de tres personas muertas -dos en Málaga y una en Madrid y unas 700 carreteras afectadas. La nieve ha colapsado Madrid, donde el Ejército ha rescatado a decenas de conductores en las principales carreteras.

El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, ha confirmado que a partir de las 14.00 saldrán los primeros trenes de Madrid y se comenzará así a reanudar el servicio ferroviario. El aeropuerto de Barajas permanece cerrado por ahora. 

El temporal de nieve empieza a perder fuerza en el centro del país aunque seguirá dejando notar sus efectos en Aragón, Cataluña y la Comunidad Valenciana donde se mantiene activado el aviso rojo (riesgo importante) por fuertes nevadas

AENA informó este sábado de que el Adolfo Suárez Madrid-Barajas mantendrá suspendidas las operaciones al menos hasta esta tarde «cuando podrían retomarse de forma gradual» según evolucione la situación meteorológica. 

También en la citada red social, ha agradecido la labor de los militares en la retirada de la nieve que «durante horas los trabajadores del aeropuerto eliminaron de las pistas» y por «intervenir en los estacionamientos de aeronaves».

El gestor aeroportuario recuerda que “por seguridad” deben despejarse los márgenes de las pistas de aterrizaje» y despegue de las aeronaves, que «no son carreteras».

AENA informó de que el Adolfo Suárez Madrid-Barajas mantendrá suspendidas las operaciones al menos hasta esta tarde «cuando podrían retomarse de forma gradual» según evolucione la situación meteorológica. También en la citada red social, ha agradecido la labor de los militares en la retirada de la nieve que «durante horas los trabajadores del aeropuerto eliminaron de las pistas» y por «intervenir en los estacionamientos de aeronaves»

que dejarán una acumulación de nieve de 20 centímetros en 24 horas en cotas entre los 300 y 800 metros.

La Unidad Militar de Emergencias (UME), junto al Ejército de Tierra, han trabajado durante la madrugada de este domingo en la limpieza de las pistas y la plata forma del aeropuerto de Barajas que prevé recuperar sus operaciones esta tarde.

El paso de la borrasca Filomena ha provocado en Madrid el cierre de algunas cadenas de alimentación, comercios de proximidad y grandes centros durante el fin de semana, lo que ha hecho que los que han podido abrir este domingo hayan tenido largas colas en su exterior. Como ya ocurrió durante los primeros días de confinamiento, en el mes de marzo, en algunos supermercados vuelven a contemplarse estanterías vacías de algunos productos básicos, como carne y fruta, y de nuevo el papel higiénico ha vuelto a agotarse en algunos sitios.

El Metro de Madrid permanecerá abierto durante toda la noche del domingo al lunes para permitir la movilidad durante el temporal, aunque las autoridades recomiendan hacer solo aquellos desplazamientos que sean imprencidibles.

image_pdfimage_print