Por: Carmen Sandoval

        Canciónangelical              

El jueves 08 de octubre de 2020, fue este día que tuvimos la oportunidad, después del confinamiento, de volver a vigilias ufológicas con nuestro grupo “Los Gentiles, Indagadores en Terreno del Fenómeno Ovni”. Viajamos al desierto, el lugar escogido fue el sector de Pintados. Llegamos a las 20:30 de la noche, con Yerko Flores, Paulina Valenzuela, Ósmar Flores, Richard Torrejón y quien escribe Carmen Sandoval.

Richard Torrejón, Carmen Sandoval, Osmar Flores, Yerko Flores y Paulina Valenzuela

Ya al llegar a nuestro destino, notamos la primera peculiaridad, la zona estaba muy calurosa, algo fuera de lo común a esa hora de la noche en el desierto, además, todos comentamos que sentíamos la boca seca. Nos pareció  curioso  y seguimos armando nuestro campamento, preparando el equipo de visión nocturna, el telescopio y demás equipos, todo funcionaba bien.

Fotografías del video

A las 21:13 hrs. Comenzaron a verse luces de tonalidad azul en el cielo a velocidad moderada, sobrevolando en nuestro sector, contamos hasta cuatro de estas luces.   Entusiasmados las quisimos registrar con nuestros equipos, pero para nuestra frustración, los equipos  que antes de la aparición de las luces, funcionaban perfectamente, ahora se apagaban, no logrando un enfoque nítido y prolongado.

Las luces en el cielo aparecían y desaparecían.  En un instante, volvieron a hacerse visibles pero en esta oportunidad las luces cambiaron de tonalidad a anaranjadas, con mucho asombro observamos que de una de estas luces, salía otra igual (bipartición).

Luego en el cielo, aparecieron nuevos elementos, en esta oportunidad eran tres aviones caza, estos a diferencia de las luces anaranjadas, emitían mucho ruido.  Los aviones rastreaban  toda la zona, en persecución de estas luces. La presencia de estas tres naves caza, no nos amedrentó y seguimos con nuestros láser,  haciendo señales a esas luces enigmáticas y también los láser nos servían para indicar donde se encontraban, ya que las luces desaparecieran y volvían a aparecer  en diferentes lugares del cielo nocturno.

Los aviones caza fueron aumentando su velocidad en persecución de las luces, pero desde nuestra posición observamos que las luces parecían jugar con los aviones, ya que se posesionaban atrás de estos, obligándolos a realizar grandes giros que eran en vano, porque nuevamente las luces volvían a ubicarse detrás de los aviones.

Fotografías del video

En un momento las luces aparecieron al unísono, alineadas en forma horizontal, en esta ocasión eran seis de ellas distribuidas de tres en tres.   Este fue el momento más espectacular y creo que también lo fue para los ocupantes de los aviones caza, ya que se fueron.  En tanto las luces permanecieron y después lentamente se fueron apagando hasta que ya, no las volvimos a observar.

Toda esta manifestación duró 45 min. apróximadamente, al desaparecer las luces, al menos de nuestra vista el clima cambio, salió un viento suave y sentimos más frio,  pero no tanto como es característico en el desierto nocturno.

Las cinco personas que fuimos testigos de estos hechos, nos sentimos muy relajados, lo normal era que estuviéramos agitados por todo lo ocurrido, pero estábamos muy plácidos, me di cuenta que me sangraban las encías y lo comente a los demás, luego nos servimos té y platicamos tranquilamente.

Hay que señalar que cuando se va a vigilia ufológica, lo que se busca es hacer vigilancia en el cielo toda la noche o gran parte de ella, ya que hay que aprovechar esas horas, todo grupo ufológico que va a terreno lo sabe.  Pero algo curioso pasó, sentimos la necesidad de dormir antes de la una de la madrugada, cada uno se acomodó muy retirado uno del otro y no fue por distanciamiento social, sólo ocurrió así. Dormimos hasta las siete de la mañana del día siguiente.

Después de limpiar el lugar que ocupamos, nos retiramos. Al llegar a Iquique, nos dimos cuenta que nuestros celulares empezaron a fallar, también al revisar el video que se pudo grabar, advertimos  que aparte de las luces que se visualizan, se escucha una voz, que no pertenece a nadie del grupo, esta voz dice “ESPEREMOS”.  Podríamos especular que esta voz corresponde a uno de los ocupantes de esas luces, ¿Iban a esperar que se fueran los aviones? o ¡Iban a esperar a que nos durmiéramos!.

Fotografía tomadas del celular

Aun se está analizando el material que pudimos registrar y no es de extrañar que surjan nuevas sorpresas.

image_pdfimage_print