Al menos 150 voluntarios de Bomberos, de ocho compañías lograron controlar y evitar la propagación del fuego, el cual se originó en la zona interior de las residencias en medio del cuadrante de las calles Barros Arana, Thompson, Amunátegui y Sargento Aldea.

Un adulto y dos niños menores de edad murieron calcinados la madrugada de este domingo en medio de un incendio que consumió al menos 10 habitaciones de un cité, dos locales comerciales y otros domicilios particulares en el sector céntrico de Iquique, dejando además una veintena de personas damnificadas.

El incendio se inició pocos minutos después de las 01:00 horas, al interior de una residencia de calle Amunátegui 734, domicilio en donde existía un cité habitado mayoritariamente por personas extrajeras. Al menos 150 voluntarios de Bomberos de ocho compañías lograron controlar y evitar la propagación del fuego, el cual se originó en la zona interior de las residencias en medio del cuadrante de las calles Barros Arana, Thompson, Amunátegui y Sargento Aldea.

Luego de la remoción de escombros y la búsqueda de personas que estaban desaparecidas, el comandante del Cuerpo de Bomberos, Jorge Medina, confirmó el hallazgo de las tres personas calcinadas. La brigada de homicidios de la PDI trabajó en el sitio del suceso.

TRISTEZA

Los hermanitos fallecidos tenían 2 y 8 años de edad. Su madre, una mujer de nacionalidad boliviana, se encontraba trabajando fuera de su hogar al momento de ocurrido el trágico suceso, situación que fue recriminada por vecinos cuando vieron a la mujer llegar hasta el lugar del siniestro, generando escenas de  tensión y hondo pesar. El adulto fallecido corresponde a un hombre de 50 años de edad, de nacionalidad boliviana.

CATASTRO

Se hicieron presentes en el lugar camiones aljibes de la municipalidad para apoyar las labores de bomberos, así como también personal de la Dirección de Desarrollo Comunitario y de la Oficina de Protección Civil de Emergencia del municipio para hacer un levantamiento en cuanto a los domicilios y personas damnificadas.

Siguiendo con lo anterior, Vanesa Bravo, encargada de la Oficina de Protección Civil de Emergencia de la municipalidad de Iquique indicó que “haciendo un levantamiento por calle Sargento Aldea y Amunátegui no hubo identificación de viviendas afectadas o damnificadas. Por calle Thompson logramos identificar, de un total de seis viviendas realizadas, seis personas afectadas de diversa consideración, principalmente por afectación de agua. Por calle Barros Arana, estimativamente tenemos una veintena de personas con algún nivel de damnificación. Principalmente eran viviendas que estaban divididas en muchas habitaciones, eso es lo que tenemos como información”, sostuvo la encargada.

 LABORES

Por su parte, Jorge Medina, comandante del Cuerpo de Bomberos de Iquique, se refirió a las labores realizadas por el personal en el lugar para controlar la propagación de las llamas. Para esclarecer las causas del origen del incendio trabajaron en conjunto el Departamento de Investigación de Incendios de bomberos y personal del LABOCAR de Carabineros.

“Hasta el lugar llegaron ocho compañías del cuerpo de bomberos de Iquique. Principalmente trabajamos en bajar la carga calórica que teníamos. Tuvimos que rescatar a varios residentes del cité y evacuar gente de la zona alrededor del incendio. Trabajamos principalmente en contener la propagación y posteriormente extinguir el fuego que se veía prácticamente desde toda la ciudad. Sacamos algunos civiles con lesiones menores por quemaduras por radiación y tenemos cuatro bomberos, también con lesiones menores producto de la exposición que tuvieron ellos principalmente en los primeros minutos para poder evacuar la gente lo más rápido posible y no tener mayor complicaciones con las demás personas que estaban al interior de esta residencia”, indicó el comandante Medina.

Asimismo, Bomberos insiste en los graves riesgos de edificaciones irregulares como las de este caso, donde se mantiene hasta la existencia de cinco pisos y un verdadero laberinto de construcciones irregulares.