Turnos Éticos cumplieron a cabalidad los requerimientos de la comunidad que se acercó a los distintos centros de salud de Alto Hospicio, informó el director del Centro de Salud Familiar, CESFAM Pedro Pulgar, Glen Lizardi.

«Los funcionarios de la Atención Primaria como cada día cuando se presenta una jornada especial, como estas movilizaciones que se  desarrollaron en la comuna y el país en general, han cumplido su labor en completa normalidad, tanto de los Centros de Salud Familiar, CESFAM, como de los Servicios de Atención de Urgencia, SAPU», aseveró.

Indicó que para atender eficientemente a los usuarios, personal de la salud municipal, como médicos, auxiliares de aseo, dental y curación, se rotaron  en sus funciones y así el desempeño parcial de los consultorios no dejó un momento de operar, además, tampoco se registraron demoras significativas.

Asimismo, las áreas de vacunatorio y esterilización y farmacia continuaron entregando el servicio a los usuarios como un día normal, donde quienes padecen enfermedades crónicas, por sobretodo, recibieron su medicación de forma oportuna, aseguró.

Las actividades básicas que fueron acordadas por los propios trabajadores, producto de la paralización del sector de la Salud Primaria, entre los que se cuentan médicos, enfermeras, matronas, paramédicos y administrativos se desarrollaron según planificación y no hubo alteración en su funcionamiento. Todo esto se debió al gran apoyo de la comunidad que entendió que su actuar era por reinvindicaciones como el aumento percápita para disponer de más recursos para contrata de médicos, especialistas, nuevos equipos y mejores instalaciones que le beneficiarían directamente a ellos, afirmó, el profesional Lizardi.

Tres días

Se  recuerda que la Atención Primaria de la comuna adhirió 100 por ciento, tanto a la paralización  del sector del día 22 de octubre convocado por la Confederación Nacional de la Salud Municipal, CONFUSAM en protesta por el escaso reajuste presupuestario para el 2020, como al Paro de los trabajadores convocado por más de 20 organizaciones afiliadas a la Central Unitaria de Trabajadores CUT para los días 23 y 24 de octubre.

Entre los requerimientos que solicitó la CUT al gobierno para deponer la huelga general, está la revocación del Estado de Emergencia en muchas ciudades del país, que violenta la libre expresión de millones de chilenos por el rechazo a políticas impulsadas en los últimos 30 años, luego que Chile recuperara la democracia. Las demandas apuntan en concreto a las alzas permanentes de los servicios básicos, precarios salarios, educación, salud, viviendas y bajas pensiones, entre otras.

image_pdfimage_print