Actividad reunió a cientos de asistentes que disfrutaron con la actividad cultural para toda la familia.

Un evento cultural a más de 3.500 metros sobre el nivel del mar es el que organizó la Asociación Indígena Aymara Suma Juira en la comuna de Colchane, con motivo del 2° Festival Andino de Cariquima, que reunió a cientos de asistentes que llegaron para disfrutar de una actividad familiar de rescate patrimonial de dos días y en la que destacaron los usuarios del Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP) Tarapacá.

El evento contó con el financiamiento del Gobierno Regional a través de un FNDR y el apoyo de diversas instituciones público-privadas, según comentó Eleodoro Moscoso, presidente la Asociación Indígena Suma Juira y quien también es usuario INDAP junto a la agrupación productora de quinua del mismo nombre.

“Agradecemos a INDAP por el constante apoyo”, dijo al tiempo que agregó que el “objetivo de este encuentro es fortalecer y visibilizar la actividad cultural a través de la música, queremos que se respete la autoría y que se nos considere como tal. Tenemos la sapiencia de nuestros abuelitos y esperamos tener un registro como corresponde, porque la música andina tiene un sentimiento, nosotros nos guiamos por una cosmovisión. Esperamos que a futuro podamos desarrollar un plan estratégico para preservar nuestra música”, acotó.

Moscoso agregó que durante las actividades, los poblados que participaron mostraron su talento artístico (Chulluncane, Ancuaque, Huaytane, Ancovinto y otras más), a lo que se sumaron concursos de trenzado, textilería y otro, todo con el objetivo de rescatar tradiciones del pueblo andino.

Primitiva Gómez es usuaria INDAP hace años. Esta excelsa artesana textil aymara aprendió a tejer a los 7 años y domina a al revés y al derecho el trabajo en el telar de 4 estacas, con el que hoy confecciona hermosas ruanas, bufandas, chales y mucha y delicadas prendas, que llegó a mostrar durante el encuentro andino.

“Me gusta mostrar mi trabajo y me gustan estas actividades, las encuentro muy valiosas”, comentó la avezada tejedora, mientras ofertaba sus yerbas medicinales altiplánicas, otro rubro en el que también desarrolla esta habitante del poblado de Chulluncane.

Iván Cerda, director regional (s) de INDAP Tarapacá expresó que “INDAP no es solo agricultura y ganadería, también es turismo, artesanía, cultura y multiactividades conexas, las que son objeto de nuestro interés y en el que ponemos todo nuestro esfuerzo por potenciar y fomentar a través de lo que llamamos desarrollo rural”.

En la inauguración de la jornada, participó el ministro de Defensa, Alberto Espina, quien visitaba una instalación militar en la zona. El ministro destacó el coraje de los habitantes de la altiplánica comuna, quienes “hacen patria a miles de metros sobre el nivel del mar”.