Luego que se aprobara de forma unánime la adjudicación de la propuesta pública de construcción del Cementerio Municipal de Alto Hospicio por el cuerpo colegiado presente en la sala de concejo, en sesión extraordinaria, vecinos y dirigentes comunales resaltaron el apoyo del alcalde Patricio Ferreira  y la concejala Giovanna Trincado, además de los concejales Gonzalo Prieto, Alejandro Millán y Antonio Mamani, quienes votaron por la continuación de las obras del primer camposanto que tendrá la ciudad.

“Muy contenta por el apoyo del jefe comunal, la concejala y los concejales que se mostraron dispuestos a seguir construyendo el cementerio. Con la información entregada por los técnicos encargados de las obras, más las palabras de las autoridades comunales, nos indican y dan la certeza que el camposanto se va a terminar si o si”, aseveró Eliana Droguet, presidenta de la junta de vecinos “16 de Diciembre” de la Tortuga.

Asimismo, reiteró que la habilitación de la necrópolis en la comuna va a favorecer a muchas familias que han perdido sus seres queridos y han tenido que sepultarlos en Iquique. Ahora, además de repatriar los restos de sus deudos, ya no tendrán que estar bajando al puerto a inhumar sus familiares.

De la misma manera se refirió, María Osorio, vecina de avenida La Pampa en la Tortuga, quien reside en la comuna por más de  15 años. Dijo que estaba satisfecha por la respuesta de la autoridad alcaldicia y los 4 concejales presentes en el Concejo Municipal donde se aprobó la licitación de la nueva empresa que seguirá construyendo el cementerio.

“Agradezco el apoyo de todos ellos que están trabajando por el bien y desarrollo de la comuna. Así como vamos a tener pronto un hospital, un relleno sanitario y ahora un cementerio que ya está bien avanzado (53 por ciento), en un corto plazo vamos a tener la posibilidad de poder enterrar nuestros propios parientes que fallezcan en un momento”, afirmó.

Con este tema, sostuvo, las familias podrán tener más facilidad para ir a ver sus deudos, estarán más cerca y el recinto ofrece modernas instalaciones, mucha garantía y seguridad para efectuar un servicio fúnebre.

Por otra parte, Yerko Balbontin, presidente de la junta de vecino “Casas del Alto” del sector El Boro, recordó que muchos años vienen luchando por el desarrollo de la comunidad y ahora al tener una necrópolis en la ciudad, los hace muy feliz porque los restos de los hospicianos podrán descansar en la tierra que los vio nacer o la han hecho parte de su vida. Por tanto, aseguró que ahora, con la votación unánime de parte del alcalde Ferreira y los 4 concejales en sala, estaban confiados que se aclararán todas las cosas, y con la adjudicación de la propuesta pública de otra empresa que termine las obras, están seguros que tendrán su propio cementerio.

“Estamos felices por los vecinos de la comuna que por fin podrán sepultar a sus deudos en la comuna de Alto Hospicio. Además que muchas familias, una vez habilitado el camposanto podrán tener la posibilidad de trasladar allí los restos  de sus seres queridos”, finalizó el dirigente vecinal.

image_pdfimage_print