El suministro de agua a las tomas ha aumentado considerablemente en el último tiempo, tras las consecuencias de la pandemia que está afectando social y económicamente a muchas familias de la comuna. De hecho, el no disponer de recursos económicos por la pérdida de empleo ocasionó que un número significativo de personas acudiera a vivir a las tomas, ya que no disponían de suficiente dinero para pagar el arriendo de sus viviendas.

Esta situación produjo que el municipio aumentara el número de vales de entrega del agua a los vecinos y vecinas que se encuentran repartidos en las  diferentes  tomas de la ciudad.

Al respecto, Mary Contreras presidente del comité de vivienda “Dios es nuestra esperanza” que agrupa a 1.600 familias que viven hace tres años en las tomas detrás del Hospital que se está construyendo en la comuna de Alto Hospicio, dijo que el suministro del agua ha estado garantizado por el municipio a través del equipo de territorial, que hace entrega mensualmente a los dirigentes de los comités los vales de agua que corresponden al registro de familias que están viviendo en las tomas.

 “Nos entregan un vale semanal por familia de mil litros cada uno, en esta oportunidad se entregarán 600 vales de agua. El municipio no cobra ningún peso y nos deja el agua en un pilón que tenemos en el sector. Próximamente se van a aumentar a 800 los vales”, aseveró.

Asimismo, aclaró que el aumento de vales se produjo porque la gente se está organizando mejor y cada familia se está inscribiendo con su certificado de residencia, registro social de hogares y fotocopia de su carnet de identidad. En esta repartición, las familias migrantes indocumentadas no pueden acceder a ese beneficio.

Distribución

Por otra parte, explicó que el traslado del vital elemento del pilón a los hogares los realizan camiones de empresas particulares que cobran un determinado dinero. “Creemos que lo que cobran es demasiado, de 7 mil a 12 mil pesos cuando uno no tiene recibo y 3 mil 500 con recibo. Estos valores muchos vecinos no pueden cancelarlos, ya que viven en carpas y otros no tienen plata. Con el apoyo y solidaridad de otros vecinos se les ayuda y entrega el agua”, afirmó.

A pesar de todas las dificultades que se le han presentado, igual la dirigente vecinal, destacó el apoyo del alcalde Patricio Ferreira y su equipo territorial que nunca han interrumpido su colaboración en facilitarle el agua gratuitamente a las tomas. Con cuarentena y sin cuarentena el personal municipal con sus camiones aljibes han estado presentes.

Por último, frente a los últimos acontecimientos, debido a la pandemia, en que la situación de la vivienda se agravó mucho más, hizo un llamado a las autoridades regionales y nacionales a apoyar el plan integral de vivienda que está planteando el jefe comunal, como el que se implementó en el gobierno de Ricardo Lagos y que dio solución a cientos de familias que vivían en tomas, para ir resolviendo el déficit de la vivienda en la comuna y región de Tarapacá.

image_pdfimage_print