Aunque el virus infeccioso del COVID-19 se mantiene en la comuna, el alcalde Patricio Ferreira sigue trabajando junto al equipo de profesionales del municipio.

En esta oportunidad, hizo entrega de las llaves de la sede vecinal de la junta vecinal “Janequeo” de El Boro, que fue restaurada completamente para el uso de los vecinos y vecinas de esa población.

“Así como entregamos este hermoso espacio de encuentro para las familias de la comuna, el equipo municipal sigue trabajando a pesar de las dificultades por la pandemia, y en los próximos días y semanas entregaremos otras nuevas infraestructuras que se están construyendo para el beneficio de la comunidad”, aseveró.

También, el jefe comunal reiteró un llamado a la comunidad al autocuidado y que sigan protegiéndose como “estoicamente lo han hecho en estos meses de cuarentena, y que  mientras tanto, el municipio continuará avanzando por el desarrollo de la ciudad”.

En tanto, Marcela Porto, presidenta de la junta vecinal “Janequeo”, del sector El Boro, se mostró feliz y orgullosa por el término de las obras, y agradeció al jefe comunal la entrega de las llaves de la sede que permitirá que los vecinos y vecinas se reúnan en un ambiente seguro y de mucho confort.

Además como vecina y dirigente, destacó a todos los dirigentes de la comuna que votaron por el proyecto de renovación de su sede social, en especial a la ex dirigente (Q.E.P.D) Alejandra Gutiérrez, que ya no está con ellos y estuvo siempre apoyando a los vecinos y vecinas.

Una hermosa obra que beneficiará a la población de El Boro, que merece ser cuidada por todos. Su flamante edificación, sin lugar a dudas, habla muy bien del diseño y calidad de sus instalaciones ejecutadas, las cuales refrenda las políticas públicas de desarrollo que imprime el municipio con la colaboración de la gente y de las autoridades regionales.

Proyecto

Se recuerda que la junta vecinal “Janequeo” ubicada en el pasaje Las Araucarias 2315, entre los pasajes 1 y 2, del sector El Boro,  contempló un mejoramiento integral de su sede social, cuya inversión ascendió a más de 78 millones de pesos, financiados con Fondos Regionales de Iniciativa Local, FRIL.

En lo concreto las obras consistieron en una ampliación de las actuales instalaciones, de unos 45 metros cuadrados, que acondicionó el salón de actividades, generó nuevos recintos y mejoró las construcciones existentes.

El mejoramiento consideró nuevas instalaciones eléctricas domiciliarias, con la ampliación del consumo y con instalaciones de tipo sanitarias. Habilitación de un sistema de red húmeda, nuevos servicios higiénicos, cocina, aplicación de pintura, reparación de muros y tabiquerías. Además de conexión de agua potable y cierre perimetral, entre otras obras.

image_pdfimage_print