Una marcha y el bloqueo de la ruta A 5, en el acceso al poblado, realizaron ayer sábado,  los habitantes de Huara. La acción  buscó dar a conocer el descontento ciudadano por el anuncio que la Gobernación del Tamarugal nuevamente usará el estadio de esa localidad  como albergue para los extranjeros que ingresen  de manera irregular al país.

Los vecinos y vecinas, en sus pancartas y carteles critican a las autoridades por no pasarles a llevar y no respetar sus derechos, al imponer de manera inconsulta medidas que abiertamente  ponen en riesgo la seguridad  salud de la comunidad huarina.

Voceros del grupo enfatizaron que Huara no reúne las condiciones de salubridad ni equipamiento  para tener la cantidad  de  personas que están llegando de otros países.

image_pdfimage_print