• Emprendedora beneficiaria del programa Adulto Mejor de Sercotec, inauguró su local de eventos y catering en Alto Hospicio.

La edad no tiene límites y así lo demuestra Yolanda Torres, ganadora del programa Adulto Mejor 2019 de Sercotec, quien a sus 80 años comenzó de nuevo tras un periodo de cinco años en el que tuvo que cerrar su emprendimiento debido a motivos personales.

Hoy, tras finalizar la ejecución de su proyecto, inauguró su local ubicado en pasaje Agua Santa #2951 en la comuna de Alto Hospicio, junto a su familia, amigos, vecinos y el director regional de Sercotec Tarapacá, Patricio Burg León, quien valoró su esfuerzo y perseverancia.

“Hace cinco años atrás Yolanda tuvo su propia pyme, pero por distintos motivos tuvo que dejar su negocio. La vida siempre da nuevas oportunidades que tenemos que ser capaces de ver y aprovechar. En este caso, fue gracias al Fondo Emprende Adulto Mejor de Sercotec, iniciativa que busca beneficiar a todos aquellos adultos mayores que tengan una idea de negocio, que quieran emprender, para optar a mejores oportunidades comerciales y de empleo. A Yolanda le permitió comprar activos fijos como maquinarias, crear su imagen corporativa, comprar un letrero y merchandising. Como vemos nunca es tarde para comenzar a construir nuevamente nuestros sueños”, puntualizó Patricio Burg León, director de Sercotec Tarapacá.

El camino para esta emprendedora no ha sido fácil, pues debió tomar decisiones familiares importantes que significaron perder su empresa, pero esto no fue impedimento para que, una vez superado los problemas, volviera a comenzar, no exenta de dificultades, según cuenta, porque a pesar de su vasta experiencia en el rubro en el cual había trabajado 20 años, “todo lo que sabía, en relación a los computadores y a los trámites que había que hacer, a mi edad ya lo había olvidado”, explica Yolanda, sin embargo, agrega que en esta etapa “tuve el gran apoyo del Centro de Negocios Sercotec y gracias a mi asesor pude hacer todo los trámites, como por ejemplo el inicio de actividades, por lo que le agradezco enormemente toda esa ayuda y paciencia”.

Ahora la octogenaria emprendedora vuelve para triunfar con más fuerza que nunca, ofreciendo su experiencia en cocktails, coffe break y banquetería para cualquier tipo de eventos de hasta 200 personas, ya sean empresas o particulares, pero además diariamente prepara comida rápida en su local desde las 18.00 hasta las 23:00 hrs. y los fines de semana ofrece preparaciones especiales. “La idea de estos platos ricos los sábados y domingos que haré por encargo y de la comida al paso, es para tener un dinero que me ayudará como capital para los eventos y para mejorar mi calidad de vida, porque a mi edad, mi pensión es muy baja, aunque me alcanza para terminar el mes, esos ingresos me ayudarán mucho a tener una mejor vida. Quiero trabajar y tengo gente dispuesta a trabajar conmigo y me irá muy bien, porque es lo que yo sé hacer”, enfatiza muy segura Yolanda.