131 postulaciones a programa que beneficia a mipymes regionales.

Sexta
convocatoria de Programa PAR Impulsa de Corfo, financiado por el Gobierno
Regional y el Consejo Regional de Tarapacá, que apoya a empresas afectadas por
la pandemia.

La
cifra récord de 131 postulaciones alcanzó la sexta convocatoria del programa
PAR Impulsa de Corfo, iniciativa financiada por el Fondo Nacional de Desarrollo
Regional (FNDR) y que cuenta con el respaldo del Gobierno Regional y el Consejo
Regional de Tarapacá, y cuyo objetivo es reactivar a las mipymes regionales.

“En
los próximos días vamos a tener los resultados de los seleccionados de este
llamado. Desde diciembre a la fecha, en cinco convocatorias anteriores, han
resultado elegidas 175 propuestas, la que se encuentran en plena ejecución.
Todo esto, implica una inversión cercana a mil 250 millones de pesos”, indicó
el director regional de Corfo, César Villanueva Vega.

María Luisa Vivanco

El
programa PAR Impulsa, se ha focalizado en diversos sectores productivos de la
Región de Tarapacá, entre los que destacan Mujeres Tarapacá (84 postulaciones),
Provincia del Tamarugal (89 postulaciones), Turismo (48 postulaciones), Provincia
de Iquique (93 postulaciones), y Medios de Comunicación (20 postulaciones). En
suma, todos los llamados alcanzan a 465 postulaciones.

Emprendedores beneficiados

Frederick
Pérez y Francisca Anríquez integran la productora Sonrisas Mágicas, que también
forma parte de los seleccionados de este programa. “Con el apoyo de Corfo,
ahora vamos a ampliar nuestras expectativas en el mundo de la magia. Vamos a
incorporar nuevas ideas desde el campo audiovisual, lo que complementa y
potencia nuestro emprendimiento. Por lo mismo, ya compramos equipamiento
profesional”, señaló Frederick. 

Francisca Anríquez

Caterina
Alvarado, de Natural Chile y sus productos Dips Untables, explicó que “este
beneficio es súper positivo, ya que me a permitir profesionalizar mis ofertas
con un sellado al vacío y entregar un servicio más rápido a través del
delivery. Vamos a comprar maquinarias para industrializar nuestros procesos de
productos saludables y naturales, y así extendernos a otras regiones”.

María
Luisa Vivanco, emprendedora en biogastronomía, al respecto señaló que “este
beneficio nos cae muy bien. La cuarentena se extendió mucho más de lo que
esperábamos, y no hemos podido reiniciar nuestros eventos presenciales. Ahora
vamos a poder reactivar nuestra caja ecosustentable de cocina y alma, la que
distribuimos por delivery”.