La importancia de gestionar la diversidad generacional

0
279

Gonzalo Cruells, CEO de Fastco Group

Al adoptar nuevas tecnologías, la automatización de procesos y el liderazgo de las empresas vinculado a la transformación digital, debemos poner mucha atención a los desafíos que implica la capacitación del capital humano en las actuales formas de trabajo.

Las empresas enfrentan un momento histórico importante y lleno de retos debido a la digitalización de sus culturas organizacionales que, como nunca, tienen a generaciones muy distintas conviviendo en un mismo espacio laboral. Una cultura basada en la diversidad e inclusión no solo se trata de lo que entendemos por correcto en nuestra vida cotidiana, sino también de una excelente oportunidad de negocio.

Lograr una sinergia entre grupos tan diferentes en intereses, motivaciones y formas de concebir el trabajo es una parte del desafío. Pero más relevante aún, es alcanzar la colaboración y el trabajo en equipo de manera natural, respetando la opinión y visión de todos, construyendo desde la tolerancia, la comunicación y la escucha activa, una organización exitosa.

Actualmente, en nuestro mercado laboral conviven cuatro generaciones: los centennials, los millennials, la generación X y los baby boomers. Cada grupo se ha desarrollado en un contexto social y cultural distinto que ha influido en su manera de percibir el mundo del trabajo.

La pluralidad generacional al interior de una organización requiere también eliminar prejuicios. Por ejemplo, asociamos y encasillamos más a los jóvenes en trabajos con redes sociales o plataformas tecnológicas por ser considerados “nativos digitales” y, en contrapunto, a generaciones más adultas con tareas operacionales o administrativas. ¿Por qué no pensar en una dupla? Fomentar el trabajo en equipo y promover la diversidad al interior del mismo, puede traer resultados extraordinarios.

En general, una mirada a las plantillas laborales permite apreciar que las personas de mayor edad aportan con la experiencia y la calma en las tareas diarias, mientras que las personas de menor edad tienen en el radar los temas contingentes de hoy, sobre todo por el uso constante de las redes sociales. Las nuevas generaciones ven la vida de una manera más simple y práctica, pero le temen más a la frustración y el fracaso laboral, lo que conlleva miedo, incertidumbre y, en el corto plazo, inmovilidad.

Por todo lo anterior, la colaboración multigeneracional es fundamental para reconocer que los diferentes grupos se complementan entre sí, son necesarios y permiten aprovechar las capacidades de todos los colaboradores que conforman una organización. Una empresa está llamada a gestionar de manera adecuada la diversidad de sus equipos de trabajo para integrar de manera eficiente las distintas generaciones que conviven en su interior, con formas de trabajo y habilidades diferentes.

¿Cómo lograr todo esto? Con pequeños pasos en la dirección indicada, generando instancias de reclutamiento sin sesgos, eliminando de las postulaciones todos los datos que puedan generar algún prejuicio, o a través de esquemas de beneficios que permeen necesidades y motivaciones diferentes. En resumen, comprender lo importante que es ir paso a paso difuminando esa brecha generacional que nos separa pero, más valioso aún, aprender a disfrutar de sus beneficios y resultados.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here