Los nuevos requisitos para ingresar por la Frontera de Colchane

0
467

El delegado presidencial del Tamarugal detalló a El Longino las nuevas disposiciones del “Plan Fronteras Protegidas”, las que partirán el próximo 1 de diciembre. Natan Olivos también llamó a la ciudadanía a informarse bien para facilitar los trámites de ingreso y salida a través del Paso Fronterizo, medidas que –afirmó– están orientadas a impedir rebrotes de la pandemia.  

En medio de los preparativos y coordinaciones para la próxima apertura de fronteras encontramos en la mañana de ayer al Delegado Presidencial de la Provincia del Tamarugal, Natan Olivos. 

Como él mismo y las autoridades sanitarias lo habían adelantado a principios de este mes, finalmente durante la jornada del 1 de diciembre se abrirá la frontera terrestre de la región de Tarapacá y, de esa manera, las personas podrán ingresar y salir de Chile a través de la Aduana de Colchane, la cual se mantuvo cerrada desde el 18 de marzo de 2020. 

MEDIDAS PRINCIPALES 

La autoridad de gobierno interior partió precisando que, bajo una situación normal, el paso de Colchane está dispuesto para todas las personas y vehículos que deseen ingresar a Chile. Sin embargo, añadió a reglón seguido, que “en esta apertura existen ciertas condiciones que se deben cumplir, básicamente producto del tema sanitario”. 

Según indicó Olivos Núñez, ante la pregunta recurrente que le manifiestan a su repartición es quiénes son aquellos que podrán entrar a través del Paso Fronterizo de Colchane, la respuesta oficial es: “Este jueves 1 de diciembre podrán ingresar todos los chilenos y extranjeros residentes en nuestro país, lo que ya se había autorizado recientemente, pero ahora se suman los no residentes que acrediten mediante certificado que se ha inoculado con todas las vacunas y que éstas estén validadas por el ministerio de Salud”. 

Asimismo, agregó, que la nueva normativa que entrará en vigencia acepta el ingreso de todos los niños y niñas menores de 6 años, sin importar su nacionalidad o estado de vacunación. 

En otras palabras, a grandes rasgos, las nuevas modificaciones se relacionan con la apertura de Chile a recibir a personas que no tengan la calidad de residentes en nuestro territorio, aunque igual tendrán que cumplir una serie de requisitos tanto migratorios como sanitarios.  

REQUISITOS PARA RESIDENTES 

Para quienes ya tienen acreditada su residencia habitual en el país, “todos los mayores de 2 años de edad, deben llegar a la frontera portando su examen PCR, tomado en el país desde el cual vienen y que además debe tener un plazo máximo de vigencia de 72 horas”. 

Acto seguido, este grupo debe completar los datos de la Declaración Jurada (C-19). 

En tanto, para efectos de quienes deseen ingresar a Chile y no sean residentes permanentes, deben cumplir con esos dos requisitos, pero a los cuales se les añade “contar con un seguro médico con una cobertura partiendo en los 30 mil dólares para financiar eventualmente las enfermedades y tratamientos asociados al covid-19. Además, las vacunas que posean deben estar validadas en Chile y con su respectiva homologación si fuese el caso”, aclara el Delegado Presidencial del Tamarugal.  

Ante nuestra consulta respecto que el seguro médico tal opere como como una barrera de ingreso a suelo chileno, Natan Olivos aclaró que “no es que cueste 30 mil dólares, sino que presta una cobertura valorizada a partir de esa cantidad”. 

“Se trata de una medida para resguardo sanitario de nuestra población, por una parte. Sin embargo, se debe considerar que –si algún extranjero llega a enfermarse en Chile– ese tratamiento de alta complejidad puede llegar a tener un costo altísimo. Y hay que recordar que cuando uno viaja a otros países, a los chilenos se nos exige ingresar con un seguro médico que tenga cobertura suficiente para estas eventualidades”. 

CÓMO SERÁ EL INGRESO 

Suponiendo que un extranjero no residente en Chile cumple con los requisitos anteriores, el Delegado Presidencial resaltó que “se van eximir del testeo y de realizar aislamiento o cuarentena preventiva todas las personas –independientemente de la nacionalidad– que tengan una dosis de refuerzo (o tercera vacuna) aplicada en los seis últimos meses previos al viaje, y que esté debidamente registrada en su Pase de Movilidad”. 

En la práctica, este grupo quedará desde “el minuto uno con libre movilidad en Chile” para efectos migratorios y solo deberá cumplir las normas sanitarias de uso de mascarillas en espacios públicos –sean abiertos o cerrados– además de respeto de los aforos. 

Ahora, en el caso de quienes tengan Pase de Movilidad, pero no se hayan puesto la dosis de refuerzo otro es el escenario: “Ellos van a tener que testearse en su ingreso con un examen de antígenos, en el Complejo Fronterizo de Colchane, y tendrán que realizar un aislamiento hasta que se obtengan los resultados Negativos”. 

Dicho período de espera, precisa Natan Olivos, “podrán realizarla en los espacios dispuestos en el mismo lugar”. 

Un tercer y último escenario puede darse con personas que no se han puesto ninguna vacuna o lo hicieron con vacunas no reconocidas por el Minsal: “En esa situación, la persona deberá testearse para ver si es positivo o negativo de covid-19 y, además, hacer de manera obligada la cuarentena preventiva o asilamiento por 5 días, independientemente si el resultado resultó negativo”. 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here