• En el primer retiro, el 45% de los encuestados reconoció que usó el dinero para pagar sus deudas con bancos, con el comercio e informales.
  • “Esto refleja la compleja situación económica que viven los chilenos y la necesidad de contar con fondos extras a los habituales que le permitan subsanar sus gastos”, indicó el abogado Ricardo Ibáñez.

A casi dos meses desde que comenzó el proceso para que las personas puedan retirar el 10% de sus ahorros previsionales en su AFP, luego de la promulgación de esta ley como una manera de enfrentar la crisis económica derivada de la pandemia del nuevo coronavirus, ya se discute la opción de un segundo retiro, el que sería apoyado por los chilenos.

Un estudio realizado por Defensadeudores.cl y las Facultades de Estadística y de Sociología de la Universidad de Playa Ancha informó que el 88% de los trabajadores aseguró que volvería a sacar los fondos de su AFP si existiera esta posibilidad.

El abogado Ricardo Ibáñez, explicó que el sondeo deja en evidencia “la compleja situación económica que viven los chilenos y la necesidad de contar con fondos extras a los habituales para subsanar sus gastos, ya sea para el pago de cuentas, las deudas o cubrir las necesidades del día a día. Además, ha quedado en evidencia que la preocupación de los trabajadores está puesta en hacer frente a la necesidad que tienen hoy y no en la preocupación de contar con recursos dignos para su vejez”.

Según el mismo estudio, el 47% de las personas que ya retiraron su 10% los usó o los usará para la compra de alimentos o productos de primera necesidad. A su vez, el 45% reconoció que utilizó los dineros a pagar sus deudas que tienen con bancos o comercio (23%) o informales (22%).

A su vez, el 30% de los afiliados de las AFP indicó que parte de los fondos los consideró al pago de cuentas básicas, el 23% para reparaciones en el hogar, el 16% para cancelar el arriendo y/o dividendo y el 14% para el costo de las colegiaturas.

En tanto, el 30% manifestó que ahorraría este dinero, en su mayoría en la cuenta 2 de AFP, y sólo 9% tiene previsto realizar una inversión.

Las temáticas relacionadas a salud también toman fuerza. Un 16% señaló que destinó o destinará parte de su dinero para acudir a una consulta médica y/o examen, un 15% para la compra de medicamentos, un 11% para consulta dental y un 5% para intervención y/o operación de salud.

Las compras de productos que no son básicos tienen menor relevancia en el uso de los fondos. El 7% dijo que comprará equipamiento para el hogar, el 7% que adquirirá vestuario y/o calzado. Sólo el 4% tiene previsto destinarlo a la reparación y/o mantención de su vehículo y un 1% señaló que lo usará como pie o compra de un vehículo.

Pago de deudas

Respecto a las personas que usarán los fondos para cubrir sus deudas y enfrentar situaciones de insolvencia, el 41% afirmó que logrará ponerse al día en el pago de sus deudas y sólo 11% aseguró que podrá finiquitar el monto total de lo que debe. Solo el 3% señaló que no tiene deudas.

El sondeo también dio cuenta que un 82% retiró sus fondos y un 2% indicó que lo solicitó pero que fue retenido. De este grupo el 67% reconoció que fue por pensión de alimentos (67%) y otro 33% desconoce los motivos.

En tanto, respecto a las personas que no retiraron los fondos, el 31% espera sacarlo más adelante, el 17% no lo necesita y el 3% prefiere guardarlo para la vejez. El resto de las personas que no lo han solicitado se debe básicamente a que no está afiliado, no tiene fondos o pertenece a otros sistema (42%).

Otro grupo minoritario no lo ha solicitado porque considera que no corresponde (5%), tuvo problemas por el colapso para solicitar el retiro (2%) y no sabe si tiene derecho a solicitarlo (1%).

El sondeo fue respondido por 894 personas, donde 56% son hombres y 44% mujeres, distribuidos en Zona Norte (27%), Zona Sur (32%) y RM (41%). Respecto a su nivel socioeconómico un 8,4% corresponde al estrato alto, un 62,7% al estrato medio y un 28,9% estrato bajo.

image_pdfimage_print