Pero, para quienes vimos boxear al “Ñato” Cubillos, más que suerte fue calidad de campeón.

Pese al tardío estreno profesional, este boxeador iquiqueño, temible pegador con ambas manos, pero de preferencia con su zurda, tuvo una campaña destacada en el campo rentado. 

En su carrera, Cubillos enfrentó a calificados rivales como; los chilenos Héctor Molina, Julio Cofré, Jorge Barcia y Martín Vargas, los uruguayos Mario Rebollo y Víctor Hugo Centurión, los argentinos Almaráz, Sergio Lizana, Antenor Martínez, entre otros buenos valores del boxeo rentado continental.

“Tuve más de 200 peleas, peleé con los mejores, pero tuve suerte, siempre tuve suerte, porque pude ganar a varios de los mejores, pero nunca me consideré grande, solo tuve mucha suerte”, nos dice con la humildad de los verdaderos campeones.

Criado en el corazón del que, en décadas pasadas fuera llamado “Barrio Chino”, Joaquín confiesa que eso, en más de una ocasión le trajo malos comentarios sobre su persona.  “La gente que pasaba por ahí y me veía, pensaba y comentaba que yo andaba tomando, porque pocos sabían que yo vivía allí”, nos dice entre risas.

También el ex campeón recuerda a viejos entrenadores que ya no están. Menciona a Marino Castro, Marcos Cerda, Abraham Godoy, José “Cara de guagua” Castro, Alberto Carrero, por quienes guarda especiales recuerdos de las enseñanzas recibidas.

Jubilado de la empresa portuaria, donde por años se desempeñó como estibador marítimo, Joaquín disfruta ahora de la compañía de sus 4 hijos, 3 damas y un varón, quienes le han dado ya, 11 nietos y con la pasión del boxeo todavía en su sangre, asiste regularmente a las veladas que se realizan en la ciudad.

Hace unos días, fue invitado especial a la conmemoración del centenario del Heriberto Rojas y en la ocasión pudo reunirse con otros campeones, viejos compañeros de tantas jornadas triunfales del boxeo iquiqueño.

 “En el boxeo siempre faltó apoyo, porque con apoyo, Iquique pudo haber tenido figuras de nivel mundial y quizás hasta campeones del mundo. Aunque es un deporte ingrato, al boxeo le debo mucho, porque me sirvió de mucho en la vida”, nos dice el “Ñato”, al concluir la conversación.

Cerramos nuestra “Ventana Deportiva”, dejando la imagen de Joaquín Cubillos y su zurda implacable, anexada a la galería de los grandes deportistas que contribuyeron a que, nuestra ciudad sea denominada; “Iquique Tierra de Campeones”.

image_pdfimage_print