Aduanas detecta ketamina en panes de molde y marihuana en almohadas

Trece viajeros
internacionales fueron interceptados por fiscalizadores del Servicio Nacional
de Aduanas.

Ketamina al
interior de panes de molde y marihuana en almohadas fueron algunos de los casos
detectados recientemente por fiscalizadores del Servicio Nacional de Aduanas en
las avanzadas de El Loa y Quillagua. En total se incautaron 21 kilos 667 gramos
de distintas drogas y 13 personas quedaron con la medida cautelar de prisión
preventiva.

El primer caso lo
protagonizó en Quillagua el obrero venezolano J.O.C.(20), quien viajaba rumbo a
Santiago y llevaba una bolsa con dulces y panes de molde, sin embargo, los
panes escondían dos paquetes con un total de 920 gramos de ketamina. Luego, y
desde un bus que salió de Arica con destino a Santiago, se sorprendió al
colombiano D.G.A. (22) y a la dueña de casa de la misma nacionalidad, A.H.O.
(27), con  6 botellas que simulaban contener bebidas, alcohol y talco, pero
que en realidad llevaban 7 kilos 10 gramos de ketamina en estado líquido y
sólido.

En tanto, en la
avanzada El Loa y gracias al uso de tecnología no invasiva se estableció que la
estudiante venezolana C.A.P. (22) y la dueña de casa de la misma nacionalidad
M.G.A. (21) llevaban al interior de sus almohadas 5 y 6 paquetes con marihuana,
respectivamente, los que arrojaron un peso total de 5 kilos 445,5 gramos de la
sustancia ilícita que tenía como destino Santiago.

En la misma
avanzada El Loa y gracias a una alerta de los canes detectores se intervino a
los venezolanos J.A.S.G. (40) y F.M.S.R. (22), quienes ocultaron en los
asientos del bus en que viajaban dos paquetes con un total de 1 kilo 871 gramos
de ketamina. A su vez, se detuvo al agricultor boliviano G.V. (37) por
transportar 31 preservativos con cocaína en estado líquido al interior de su
estómago con un peso de 1 kilo 620 gramos, y al taxista cochabambino A.M.G.
(35) con 70 ovoides con 773,5 gramos de clorhidrato de cocaína escondidos en su
chaqueta y pantalón.

Desde otro bus los
fiscalizadores seleccionaron a cuatro pasajeros para una entrevista, tras lo
cual se estableció que el albañil boliviano C.Y.E. (23) ocultaba en sus zapatos
1 kilo 30 gramos de metanfetamina, mientras que su amigo P.J.J.C. (57)
transportaba con el mismo modus operandi 1 kilo 160 gramos de clorhidrato de
cocaína. A su vez, las temporeras bolivianas B.N.M.S. (23) y J.T.J. (24)
llevaban en su calzado 935 y 902 gramos de clorhidrato de cocaína.