Una alta participación en el Monitoreo Intermedio del Diagnóstico Integral de Aprendizajes mostró que el 75% de los estudiantes que lo respondieron señalaron sentirse más motivado por aprender cuando están en el colegio. En tanto, la mitad (50%) dice hacer con ganas las tareas y actividades escolares estando en la casa. 

Los resultados del diagnóstico aplicado entre el 14 de junio y el 6 de agosto confirman la importancia de las clases presenciales para ponerse al día. 

Con una participación de cerca de 5.800 establecimientos del país y 1.400.000 estudiantes finalizó la ventana de Monitoreo del Diagnóstico Integral de Aprendizajes, que estuvo abierta entre el 14 de junio y 6 de agosto. “Esto demuestra que las escuelas están comprometidas con monitorear y evaluar los aprendizajes y el estado socioemocional de sus estudiantes, que los estudiantes sigan aprendiendo ha sido una preocupación central y permanente durante el año y medio que llevamos en pandemia. Hoy el foco está puesto en la recuperación de todo lo relacionado al ambiente escolar”, destaca Daniel Rodríguez, secretario ejecutivo de la Agencia de Calidad de la Educación. 

Esta aplicación de monitoreo abarca algunos niveles en Lectura y Matemática (2°, 3°, 5°, 7° básico y I medio). Sin perjuicio de ello, la participación siguió siendo alta. Esto sin duda refuerza que el Diagnóstico Integral de Aprendizajes de la Agencia de Calidad es una herramienta valorada por las escuelas y necesaria para su recuperación, porque les ha permitido hacer un seguimiento sistemático de cada uno de sus estudiantes, sus aprendizajes y su bienestar socioemocional, para que puedan tomar acciones frente a las necesidades de sus alumnos.”, destaca Daniel Rodríguez, secretario ejecutivo de la Agencia de Calidad. 

Resultados socioemocionales

El Monitoreo Intermedio del Diagnóstico Integral de Aprendizajes recogió la percepción de estudiantes desde 4° básico hasta IV medio respecto a su experiencia educativa en pandemia. 

En esa línea, sobre el 80% de los alumnos que participaron en todos los niveles declaran que “aprendo más fácilmente cuando estoy con mi profesor o profesora en la sala de clases”. Asimismo, sobre el 75% de los estudiantes desde 4° básico hasta IV medio dice sentirse “más motivado por aprender cuando estoy en el colegio”. 

En cambio, su involucramiento con las actividades escolares en la casa según lo que expresaron es significativamente menor: en promedio, 50% de los estudiantes de los niveles evaluados señaló que “he hecho con ganas las tareas y actividades que nos envían del colegio cuando he estado en la casa”. En tanto, sobre el 70% de los alumnos dice que “aprendo más fácilmente con los materiales que tengo en el colegio”. 

En cuanto a cómo los estudiantes perciben que la pandemia los ha impactado en el ámbito personal, sobre el 80% de los estudiantes desde 6° básico a IV medio siente que la pandemia los ha perjudicado en sus aprendizajes, lo que afecta mayormente a las mujeres. En IV medio este reconocimiento es significativamente mayor: 88% de los alumnos dice que la pandemia ha afectado sus aprendizajes. 

“Un hallazgo trasversal es que los resultados confirman el valor que los estudiantes le entregan al colegio como un espacio necesario y seguro para aprender. Son ellos, a propósito de su experiencia estos casi dos años, quienes refuerzan que no es lo mismo aprender en la casa en el colegio junto a un profesor que te guía y te apoya en lo que necesitas. Estos datos solo demuestran la urgencia de retomar las clases presenciales en todo el país para trabajar las preocupantes brechas académicas y recobrar el espacio de contención, protección y socialización que significa la escuela”, sostiene el secretario ejecutivo de la Agencia de Calidad.

Por otra parte, el involucramiento docente durante este período se destaca como el aspecto más positivo. En promedio, 87% de los estudiantes desde 4° básico a IV medio dijo que “algún profesor se preocupó por cómo me estaba sintiendo”, mientras que 94% indicó que “algún profesor se preocupó de que pudiera aprender”. No obstante, también se percibe un desafío para los establecimientos, ya que solo 60% de los estudiantes señala que “he sentido que soy importante para mi colegio”. 

Asimismo, también los datos muestran que los estudiantes perciben el colegio como un espacio seguro y que existe una alta conciencia de las medidas sanitarias que se deben tomar en este contexto: en promedio, 90% de los estudiantes de 4° básico a IV medio dice que “me siento seguro(a) con las medidas que toma mi colegio para prevenir el contagio del Covid-19”, mientras que sobre el 90% considera muy importante mantener la distancia física entre las personas, utilizar correctamente la mascarilla y lavarse las manos frecuentemente, entre otros. 

Resultados académicos

La evaluación de Monitoreo Intermedio permitió evaluar los resultados de los Objetivos de Aprendizaje (OA) del nivel anterior y los del nivel actual. En términos generales, los datos muestran que los estudiantes de cursos mayores obtienen resultados más bajos en ambos niveles y en ambas asignaturas. 

En el caso de Matemática, se ven mejores resultados al evaluar los OA del nivel anterior. “Esto podría ser una señal de que las escuelas han puesto el foco en nivelar y ponerse al día durante el primer semestre, sin embargo, ambos resultados continúan siendo bajos, por lo que no podemos afirmar que exista una recuperación de los aprendizajes”, señaló Daniel Rodríguez. De todos modos, los resultados en esa asignatura son particularmente preocupantes, considerando la diferencia que existe entre los resultados obtenidos por los estudiantes y los aprendizajes esperados, según la priorización curricular del curso anterior.

También, y en línea con lo observado en el Simce, los datos muestran brechas de rendimiento en Lectura y Matemática entre los estudiantes de alta y baja vulnerabilidad de los cursos mayores, tanto en los OA del año anterior como del nivel actual. Por otra parte, se muestra que en general mujeres y hombres tienen resultados similares en el diagnóstico académico. Si bien esto podría ser interpretado como una buena noticia, ya que no se observa una brecha, tanto hombres como mujeres obtienen bajos resultados en los niveles más altos. 

 “Estos resultados son un insumo útil para que las escuelas que hayan aplicado la ventana de marzo puedan observar el avance de los aprendizajes de sus estudiantes durante el primer semestre. Esto les permitirá generar estrategias pertinentes para ponerse al día en las áreas más debilitadas, ya que los informes de resultado que recibieron las escuelas de forma inmediata en cada aplicación entregan resultados por curso, estudiante y eje de contenido”, agrega Daniel Rodríguez.  

La Agencia de Calidad ya anunció que desde el 2 de noviembre estará disponible una cuarta aplicación del Diagnóstico Integra de Aprendizajes, para que todos los establecimientos del país puedan monitorear cuánto aprendieron sus estudiantes durante el año escolar 2021, según el currículum priorizado. 

image_pdfimage_print