Boliviano financiaba banda de narcos en Alto Hospicio  y ni el “genio”  lo pudo salvar

En un operativo desplegado en Alto Hospicio la PDI desbarató una banda de narcos que operaba desde Alto Hospicio enviando cargamentos a Santiago y la región del Biobío. En la acción se decomisaron más de 600 kilos de alcaloides, vehículos de alta gama y camiones donde se enviaba droga.

Tras la incautación el año pasado de un cargamento de 800 kilos de drogas, enviadas desde Alto Hospicio a Concepción, los detectives de la Brigada Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado Iquique (BRIANCO) desplegaron en coordinación con la Fiscalía Local de la vecina comuna las acciones para dar con los integrantes de la banda, su líder y financista.

El jefe de la BRIANCO Iquique sub prefecto Marcelo Soto, resaltó que las indagatorias coordinadas con la Fiscalía de Alto Hospicio fueron de larga data para lograr el éxito.

Es así como en durante el fin de semana se logró la neutralizar al grupo que era liderado por un ciudadano boliviano de nombre Aladino, interceptando en Quillagua un envío de marihuana, pasta base y clorhidrato de cocaína. Luego del decomiso y con orden judicial se concretaron una serie de allanamientos que permitieron la captura de los narcos y los medios de prueba, que sirvieron para que el Juzgado de Garantía decretara  prisión preventiva para los cuatro implicados.

El sub prefecto Marcelo Soto, jefe de la BRIANCO Iquique, indicó que las indagatorias coordinadas con la fiscalía hospiciana se dieron por largo tiempo logrando neutralizar a la banda y sacar de circulación 689 kilos de droga, que habían internado al país por pasos no habilitados.

Detalló que la organización de Aladino, para cometer sus fechorías, creó una empresa de transporte y arriendo de maquinarias a la minería, usándola como fachada para en medio de cargas legales llevar en cajas de “productos esenciales” los paquetes con sustancias sicotrópicas hasta la zona centro y sur del país.

“Detectamos un nuevo envío de droga, interceptando un camión en el control aduanero de Quillagua, donde se incautó 689 kilos de sustancias correspondiendo 616 kilos de pasta base, 21 kilos de clorhidrato de cocaína y 51 kilos de marihuana.  Se detuvo al conductor, quien era brazo operativo de la banda con la misión de hacer vigilancia de la droga. Con orden judicial se entró y registraron 14 domicilios en la comuna de Alto Hospicio, deteniendo al líder de la banda y su pareja, además de incautar diversos medios de prueba de interés criminalístico como ocho vehículos de alta gama, municiones y un chaleco blindado”.

Precisó el jefe policial que al boliviano  Aladino se le atribuye el envío el año pasado de un cargamento significativo de alcaloides a otra organización de la zona sur, se trata de la Coordinadora Arauco-Malleco, CAM. Ahora junto a sus cómplices está en prisión preventiva por tráfico de droga y asociación ilícita.

image_pdfimage_print