A las 15.27 horas de ayer, el alcalde Mauricio Soria Macchivello ingresó en la Corte de Apelaciones de Iquique un Recurso de Protección, -en nombre de la ciudad- contra el Presidente de la República, los ministro de Relaciones Exteriores e Interior y el Intendente Regional.

A través de la acción se busca que el Gobierno adopte todas medidas para el control de la frontera, contenga el masivo ingreso irregular de extranjeros, haga seguimiento a quienes ya entraron determinando si cumplieron el examen PCR y con la cuarentena, además de apoyarlos creando un refugio dada la crisis humanitaria que se agudiza en Iquique.

“Hemos ingresado este Recurso de Protección a nombre de la ciudad por la falta de servicios del Gobierno de Chile en esta materia, que desconoce el fenómeno migratorio. Aquí hay una crisis humanitaria que el Gobierno no ha querido reconocer tirándola debajo de la alfombra, para que seamos los municipios quienes lo resolvamos.

La presentación del Recurso es contra el Presidente de la República, Sebastián Piñera; del ministro del Interior, Rodrigo Delgado; del ministro de Relaciones Exteriores, Andrés Allamand y del Intendente de Tarapacá, Miguel Ángel Quezada; al no cumplir lo mandatado por la ley y generar un descontrol fronterizo y grave crisis humanitaria para los migrantes que han llegado al país. “Esto ha derivado en la vulneración de derechos de esos migrantes, son familias enteras que deambulan por el altiplano y la pampa sin poder seguir a sus destinos debiendo instalarse en plazas, parques o la playa”.

La presentación judicial de la Municipalidad de Iquique pide un mayor control de la frontera y reducir la grave crisis migratoria que vive la región.  El alcalde Soria exige al Gobierno cumplir su mandato constitucional.

Enfatizó que en reunión con los representantes de la Organización lnternacional de Migrantes concordaron en que nuestro país no aborda el tema con la implicancia que tiene para la salud de la población, toda vez que el 2020 ingresaron casi 11 mil migrantes sin control y evadiendo las exigencias y cordones sanitarios.

Agregó Soria que el canciller Allamand habla de bandas internacionales y tráfico de personas, pero estamos ante uno de los procesos de migración más grandes del mundo. “Nosotros no estamos en contra del legítimo derecho a migrar, sino contra la falta de servicios por parte del Estado para que ese proceso se lleve como corresponde y dé también garantías de seguridad sanitaria a las y los tarapaqueños, porque en el difícil contexto que vivimos por el Covid-19, tenemos solo un hospital y un personal de Salud más que extenuado y muy exigido, que sigue dando su mejor esfuerzo para contener la pandemia”.

Finalmente el jefe comunal formuló un llamado a las autoridades nacionales para que se hagan cargo del problema y no descansen en que las autoridades locales lo solucionen. “Insistí en reiteradas oportunidades, mediante oficios y ordinarios, a distintas autoridades nacionales para que se hicieran cargo de la compleja situación migratoria que vive Tarapacá. Intenté plantear el tema al Presidente Piñera en la reunión que sostuvo con varios alcaldes y no fuimos escuchados.  Pedí la palabra y no me la dieron, apagaron la reunión por Zoom, quedando sin chance de exponerle lo que pasa en la región y el país”.

image_pdfimage_print