– La crisis por el Covid-19, que afecta al fútbol mundial y no solo al chileno, nos obliga a actuar con total responsabilidad para preservar una actividad que da trabajo, directa e indirectamente, a más de 10 mil personas en todo el país.

– Cabe recordar que el fútbol se encuentra paralizado hoy y de manera indefinida por decisión de la autoridad nacional. Al parecer, hay personas o grupos de personas que aún no han logrado comprender esta realidad. Enfrentamos una situación que afecta no sólo la salud de las personas si no que también la salud institucional de nuestros clubes, que amenaza y daña gravemente el libre ejercicio de su giro y, con ello, la generación de ingresos en donde, vale la pena aclarar, los derechos de televisación aportan solo una fracción del total.

– Por este motivo, la ANFP ha informado a los clubes sobre las alternativas que entrega la normativa legal para que, en el marco de la realidad que enfrenta cada institución, actúen dentro de este ordenamiento jurídico y, con ello, utilicen las opciones existentes para intentar paliar los graves efectos de esta crisis global. El objetivo es poder garantizar el empleo y la estabilidad de los miles de trabajadores de los clubes, no solo el de sus jugadores.

– En momentos en que se requiere entendimiento, y que existen los medios legales para afrontar de una mejor forma esta crisis, es necesario contar con la sensibilidad que permita avanzar en acuerdos y no aferrarse a intereses particulares, más aún cuando existe un conocimiento inexacto de la realidad de nuestra actividad.

– Hacemos un llamado a la tan necesaria unidad para salir fortalecidos de esta crisis.