Un fin de semana complejo ha tenido la comuna de Colchane, en las últimas
48 horas se reporta la muerte de dos migrantes de sexo femenino en
bofedales de difícil acceso, el saqueo y destrozo a la vivienda del personal de
la salud municipal y un ingreso no controlado de extranjeros al país.
El sábado se informó el hallazgo, por parte de una pareja de pastores, de una
mujer haitiana en el sector de Pisiga Choque la cual presentaba varias
semanas de muerte. Hasta el lugar llegaron por instrucción del Fiscal de Pozo
Almonte peritos del Departamento de Criminalística de Carabineros (Laborar)
y del Servicio Médico Legal (SML), los que trabajaron hasta la madrugada de
ayer debido que sus vehículos quedaron enterrados.
Mientras eso ocurría en Pisiga, en horario nocturno en la zona de Pampa
Toledo se apersonaba el equipo de Salud Municipal para constatar -ante el
llamado de Carabineros de la Subcomisaria Fronteriza- la muerte de otra
mujer. La migrante, que no portaba documentos de identidad, aumenta a 14
la cantidad de víctimas fatales en Colchane que traspasaron la frontera
chileno-boliviana.
ACUSAN VANDALISMO
Como es cotidiano los profesionales y técnicos de la posta atendieron un
centenar de migrantes en el trámite de constatación de lesiones, documento
necesario para hacer la autodenuncia de ingreso irregular y así tener la
posibilidad de ser llevados a las residencias sanitarias que operan en Iquique.
Esta tramitación está sólo disponible para personas menores de 18 años,
embarazadas, adultos mayores y enfermos crónicos, lo que es un leve

porcentaje de los migrantes que hacen ingreso al país desde Bolivia. Esta
medida genera rechazo también entre las personas desplazadas, que
argumentan que atenta contra la unificación familiar, en consideración que
hay muchas familias completas que cruzan la frontera.
Mientras atendían a los migrantes, el personal de salud municipal recibió el
aviso que un grupo de personas habían ingresado a la casa donde habitan y
estaban robando. Al llegar a la residencia, los funcionarios constatan la
presencia de 8 personas migrantes que tras dañar la puerta y ventana,
portaban alimentos y enseres de su propiedad. Se alertó a Carabineros
quienes detuvieron solo a dos de ellos.
“Me siento vulnerable emocionalmente, vulnerable por todo lo que estamos
pasando, nos sentimos atacadas en nuestros espacios laborales, en el hogar
en que estamos mientras tanto en Colchane”, dijo la matrona Jessica García,
una de las afectadas.
INGRESO DESCONTROLADO
A los cientos de migrantes que esperan realizar el trámite de autodenuncia
en la Subcomisaría de Colchane, se suman otros cientos que deambulan en
localidades aledañas a la ruta 15 CH. También se reporta el avistamiento de
un número considerable de migrantes caminando por la zona de bofedales al
sur de la comuna, en la misma ruta donde fue hallado el primer cuerpo.
Para el alcalde de Colchane, Javier García Choque, la situación se le escapó de
las manos al gobierno. “Este es el resultado de un manejo nulo de la política
migratoria por parte del gobierno, cuyo único rol será recordado por sus
intentos de ocultar la situación, engañar a la opinión pública y desacreditar a
las autoridades electas”, señaló con enojo la autoridad.
Agregó el jefe comunal que “este modelo lo único que hace presagiar es un
aumento de la inseguridad de los vecinos de la región, muerte de migrantes y
vulneración de sus derechos fundamentales. Un fenómeno que se traslada a
pasos agigantados a todo el país”.

image_pdfimage_print