La Sociedad Nacional de Pesca informó de una caída en la producción exportada de 7.3%, respecto al mismo período de 2020. “Estas cifras podrían responder a que el sector pesquero aún está sujeto a los impactos indirectos de la pandemia”, sostuvo Héctor Bacigalupo, gerente general de Sonapesca, el mayor gremio pesquero del país. 

Isabel Frías, periodista U.C. 

Aunque es prematura configurar una tendencia, dado el impacto de la pandemia del coronavirus sobre la mayor parte de las actividades productivas, el último informe desarrollado por la Sociedad Nacional de Pesca (Sonapesca) es decidor respecto del comportamiento del sector durante el primer semestre del año en curso: Las exportaciones de la pesca extractiva y acuicultura menor (choritos, abalones, ostiones y algas) registró una reducción de ventas al exterior de 4,1% (US$ 354 millones) y una disminución en la producción exportada de 7,3%, alcanzando 184.619 toneladas, respecto al mismo período de 2020. 

Si bien las estadísticas registran una disminución en las ventas al exterior, el estudio da cuenta de aumentos en las ventas del jurel congelado y de aceites concentrados para la industria nutracéutica o de suplementos alimentarios. 

Por otro lado, en el ítem harinas de pescado el análisis muestra una caída en las ventas de 19% acumulando USS 70,7 millones, mientras el volumen exportado bajó un 27%, aunque su precio registró una variación positiva de un 11%.  

Respecto de la línea de conservas de mariscos, éstas experimentaron caídas en un 25% de las ventas y un 28% del volumen exportado. Los pescados congelados y frescos tuvieron una reducción de un 16% alcanzando USS 23,1 millones y de -28% en el volumen exportado, pero con un incremento en el precio promedio de un 18%. 

Héctor Bacigalupo, gerente general de Sonapesca

LECTURA DE DATOS 

De acuerdo a lo señalado por Héctor Bacigalupo, gerente general de Sonapesca, “estas cifras podrían responder a que el sector pesquero aún está sujeto a los impactos indirectos de la pandemia y los cambios de las demandas de los consumidores, el acceso a los mercados y problemas logísticos”. 

El máximo ejecutivo del mayor gremio pesquero del país destacó las alzas que experimentaron recursos como el jurel congelado, con ventas por USS 55 millones, un 41% más que en 2020, un aumento de un 16% en términos de volumen y de un 22% en su precio promedio.  

Respecto de las razones del incremento en las ventas de jurel, Bacigalupo sostuvo una de ellas radica en que “que es un recurso sano y con volúmenes de extracción sostenible, lo que ha ido permitiendo incrementos leves de la cuota anual. Pero, también influye que haya sido certificado con el estándar internacional de sustentabilidad más estricto a nivel mundial como es el Marine Stewardship Council (MSC), lo que es muy valorado por los mercados internacionales. Adicionalmente —indica— éste es un producto que contiene alto contenido nutricional y omega 3, lo que es muy buscado por los compradores.” 

TENDENCENCIA NUTRACÉUTICA  

El informe de Sonapesca releva el sitial que han ido conquistando los aceites concentrados de omega 3 dentro del mercado de la nutracéutica. 

En el trimestre analizado por el informe del gremio, este producto registra un aumento de ventas de un 65% en relación a 2020, lo cual equivale a US$ 9,6 millones y cuyos principales mercados son EE.UU., Holanda, Japón, Corea del sur y Reino Unido.  

No se quedan atrás los aceites de pescado crudos y refinados, los que tuvieron un alza de un 16% en las ventas.  

“Ya hace algún tiempo se ha tomado conciencia de la importancia de consumir productos del mar, lo que se ha visto fortalecido por la pandemia, consolidando una tendencia a consumir productos que aporten a mejorar el sistema inmunológico de las personas, es por ello que los concentrados de omega 3 tienen un gran crecimiento en las ventas”, expresó Bacigalupo.  

A lo anterior se suman los diversos estudios sobre las propiedades desinflamatorias del omega 3 y cómo podría prevenir el Covid-19, como el realizado por el Instituto de Investigación de Ácidos Grasos (FARI) y colaboradores del Centro Médico Cedars-Sinai en Los Ángeles y en el condado de Orange (Estados Unidos); allí, indica Héctor Bacigalupo, se ha publicado la primera evidencia directa de que niveles más altos de Omega 3 en la sangre pueden reducir el riesgo de muerte por Covid-19. 

Finalmente, el Gerente General de Sonapesca resalta que —en el período de enero a marzo de 2021— los diez principales mercados de productos del mar fueron EE.UU., China, España, Japón, Corea del Sur, Nigeria, Costa de Marfíl, Burkina Faso, Rusia y Taiwán.  

image_pdfimage_print