Es evidente que el Bono Alivio de un millón de pesos a las Mipymes, aparentemente debe ser una solución al problema, pero para los que lo viven solo es una amortiguación para parte de la deuda. Eso debiera ser por muchos meses para poder salvar a las pequeñas y medias empresas. Así lo señaló a Diario El Longino, Rafael Montes González, presidente de la Cámara de Comercio, Industria, Servicios y Turismo de la Región de Tarapacá, al ser consultado por el aporte gubernamental para mitigar la crisis de las micro, pequeñas y medianas empresas.

«Yo valoro ese accionar porque son muchos millones que el Estado tiene que gastar, pero no olvidemos también que durante años y años las pequeñas y medianas empresas pagaron cualquier cantidad de impuestos para hacer del nuestro país un Estado grande y hoy día toca devolverle la mano. Es por eso  que las autoridades no deben sentirse tan contentas por el aporte de un millón de pesos. Lo que sí es que deben sentirse felices y contentas es que ese aporte sea por mucho tiempo para poder salvar las pequeñas y medianas empresas. Los momentos pandémicos que hemos estado viviendo han sido muy, pero muy difíciles, absolutamente complejos, porque el comercio no solo tenía la responsabilidad del local comercial, los sueldos, el IVA, los arriendos, las deudas previsionales de sus trabajadores… de los trabajadores que fueron quedando en el camino, además, de los problemas familias, y los compromisos económicos por créditos».

También, recordó que en un momento dado se anuncio incentivo a los créditos del Fondo de Garantía para los Pequeños Empresarios (FOGAPE) porque la recuperación económica venía.

«Pero muchos locales comerciales quedaron comprometidos con esos créditos y la reactivación económica no llegó, quedaron sin ingresos ¿entonces como pagar los créditos? Además de eso están las responsabilidades de las Contribuciones, patentes, arriendos y todas esos compromisos, hubo que afrontarlas, con muchas dificultades, en algunos casos pagando, mientras en otros casos no pudieron cancelar».

Montes González, precisó que eso dio origen a remates y quiebras, con momentos muy amargos que recordar.

«Ojala que la solución sea una realidad y que el gobierno de turno tenga que considerar situaciones para que las personas que no puedan cumplir les vayan dando facilidades a través del sistema bancario y que las autoridades de gobierno les otorguen tiempo para poder pagar porque son muchos los compromisos. Se necesita espacio de tiempo para poder empezar a pagar las deudas que tienen. De eso hay que preocuparse hoy día y tomar las cosas en serio».

No obstante lo anterior, el presidente del gremio más importante del comercio regional, reconoció que desde la posición de una autoridad, es difícil algunas veces, entender a las pymes y dueños de locales comerciales que están en el suelo por la crisis económica de la pandemia.

«Los afectados por la crisis económica piden que se les den las facilidades para ir cancelando las deudas, porque además no significa que por el solo hecho de abrir un negocio, se tenga que llenar de gente y menos en medio de las restricciones por el aforo permitido».

Del mismo modo afirmó que hay una serie de normativas sanitarias que están impidiendo que el comercio establecido funcione al cien por ciento «y es muy normal porque hay que entender y cuidar las instrucciones sanitarias porque se debe cuidar este avance que la ciudad ha tenido y no derrocharlo como pasó en nuestra región cuanto hubo que retornar a cuarentena.”

Junto con lo interior, llamó a la comunidad a mantener la línea del respeto a las medidas sanitarias para no regresara a confinamiento.

«No es primera vez que estos repuntes han ocurrido en nuestra región, pero que por la irresponsabilidad de algunas personas o ausencia de control, hemos regresado otra vez a lo mismo. Esta vez es distinto como respuesta de la vacuna. Actualmente los que tienen dos vacunas les permite participar en un comedor dentro de un restorán con las medidas sanitarias que corresponden. En cambio los que no tienen la vacunación deben quedar en el exterior de los comedoras, donde hay mas ventilación. Estas medidas serán positivas si se mantienen en el tiempo para ir incentivando a las personas que no han querido vacunarse».

Respecto de la vacuna SInovac dijo que hay un avance importante y que de ello hablan las estadísticas ya que un dos por ciento de los que han contraído un contagio no han necesitado de respirador mecánico tampoco de hospitalización en UCI.

Rafael Montes diijo que en todas las cámaras de comercio de Chile, en todas las asociaciones gremiales el impacto económico fue muy fuerte y muchos de as asociados ya no están en la Cámara de Comercio.

«Muchos de nuestros asociados se vieron impedidos del pago de las cuotas gremiales; pero para nosotros, con o sin pago de cuotas seguimos funcionando en favor de ellos. Esperamos que muchos de ellos se recuperen para mantener con mas fuerza en el gremio. Otros no retornarán porque sus locales comerciales quebraron y además muchos de los locales comerciales que están ejerciendo, los que desaparecieron y los que se recuperarán, pero serán momentos demasiados difíciles porque ellos están comprometidos económicamente con muchos créditos a través del sistema bancario. Eso significará irse reponiendo demasiado lento para volver a ser parte del sentimiento conjugado en nuestro país».

Recordó, con pesar que este caminar hubo empresas del sector turismo, gastronómico, comercio que quedaron botados en el suelo y terminaron en muy malas condiciones.

«Entonces, es de esperar que con la voluntad del gobierno de turno, les den muchas facilidades ante la presión bancaria para cancelar sus créditos, podamos ir regresando a una normalidad que todos esperamos».

Le preguntamos a Montes González sobre las cifras de empresas que fueron a la quiebra, hasta ahora.

Estamos haciendo un acucioso trabajo a cada uno de nuestros asociados de lo que usted pregunta. Eran sobre 300 nuestros asociados. Con eso queremos dar una respuesta concreta y responsable de lo que ha sucedido sobre el momento pandémico que afecta al comercio. Hay socios que pertenecen a nuestra asociación y que están trabajando con nosotros vía internet. Esperamos comenzar a trabajar física y lentamente en nuestras dependencias para continuar asistiendo a las y los integrantes de la Cámara de Comercio, Industria, Turismo y Servicio para entregar un buen informe de todos los asociados que fuimos quedando y el número de asociados que desaparecieron de nuestra cámara» recalcó.

image_pdfimage_print