Con una amplia mayoría fue despachado para ser ley de la República el proyecto que busca realzar el trato dado a los restos de los seres gestantes muertos antes de nacer, permitiendo que los padres puedan vivir de mejor forma su duelo.

El texto, aprobado con las modificaciones efectuadas por el Senado, reconoce a la persona gestante, o a quien está expresamente autorice, la facultad para inscribir a sus mortinatos en el registro especial y voluntario que deberá llevar el Servicio de Registro Civil e Identificación, denominado «Catastro de Mortinatos».

El Diputado Ramón Galleguillos indicó “En nuestra actual legislación, se establece que para ser sujeto de derechos, es necesario ser una persona; y la existencia legal de las personas, comienza al nacer”, es precisamente la ley actual, la que “ha traído algunas consecuencias negativas durante muchísimos años, para precisamente, aquellos que no llegan a nacer legalmente, sino que mueren antes de la separación completa del vientre materno”. Este proyecto de ley, enviado por el Presidente Sebastián Piñera, busca crear un registro especial en el Registro Civil e Identificación, con el fin único, que de las madres y padres puedan inscribir a sus hijos mortinatos, para darle una sepultura digna, y en sus lápidas, ya no lleven el acrónimo N.N., sino que, lleve el nombre que durante todo el embarazo los padres le eligieron”.

Al finalizar la sesión, el Diputado Galleguillos, se mostró contento por la aprobación del proyecto de ley, “este proyecto busca darle dignidad humana a aquellas personas que piensan en el mortinato como su querido hijo, y también, respetando la opción de aquellos que no lo piensan así, pues el trámite ante el Registro Civil y aunque no es obligatorio, beneficiará a las miles de familias, que lamentablemente no pueden ver nacer y crecer a sus hijos”, la votación del proyecto de ley, que fue aprobado con 110 votos a favor y sin votos en contra ni abstenciones, quedo a la espera de su promulgación.

image_pdfimage_print