Cobreloa anunció que hará un reclamo formal contra el árbitro Fernando Vejar, responsable de dos decisiones muy discutidas en la derrota del cuadro naranja ante Deportes Iquique, por la cuenta minima.

El delantero paraguayo Gustavo Guerreño estaba abatido. «Nos cagaron en dos ocasiones, para qué te voy a mentir», dijo ante las cámaras de  TNT Sports, que trasmitió el cotejo jugado el miércoles en el Tierra de Campeones por el torneo de Primera B, en alusión al árbitro Fernando Véjar y sus asistentes.

La polémica se instaló porque fueron dos jugadas casi consecutivas: un gol anulado a Guerreño por offside y un penal de Bryan Cortés a Alexander Oroz, ambas decisiones muy criticadas por los jugadores loínos e incluso en la transmisión televisiva.

«No vi la repetición, pienso que estaba habilitado. Creo que el lineman se equivocó. Bueno, los árbitros se equivocaron en dos jugadas puntuales. El penal tampoco fue, el nuestro va con los brazos abiertos, el árbitro dice que lo tocó abajo y nunca se vio», se quejó Guerreño.

«Era un partido importante para nosotros, pero ya van varios partidos en que los árbitros nos juegan una mala pasada. Nos cagaron en dos ocasiones, para qué te voy a mentir. Además el árbitro era muy prepotente y no se podía hablarle», lamentó el delantero.

Los mineros no se quedarán de brazos cruzados y apenas terminado el encuentro se anunció que el club presentará una queja formal en contra de Véjar, que seguramente evaluará de manera personal el nuevo jefe del Comité de Árbitros de la ANFP, el argentino Javier Castrilli.

«Todo el mundo vio que nos perjudicaron mucho. Si no cobraba el offside, nos poníamos 1 a 0. En el penal, lo mismo», completó Guerreño que espera mejor suerte para el sábado, cuando Cobreloa reciba a Deportes Copiapó.

image_pdfimage_print