Cómo la hidratación puede ayudar a la recuperación después de contraer un virus

Al contraer un virus el organismo
tiende a bajar sus niveles de agua. Saber evitar esto es fundamental para una
rápida recuperación

Si bien la hidratación es siempre crítica para el
organismo, la rehidratación adecuada luego de contraer un virus es fundamental.
Es importante saber que no todas las soluciones de rehidratación son
iguales.  Ingredientes clave como los electrolitos (sodio, cloruro y potasio)
y la glucosa, pueden afectar su capacidad para rehidratarse, si no están
adecuadamente equilibrados.

Cómo la hidratación promueve la buena salud

El agua forma
parte de cada célula de su cuerpo, por lo que es esencial para la salud
diaria. Es por eso que asegurar una buena hidratación es crucial cuando su
cuerpo está tratando de combatir un virus.

Jessica
Lorenzo, Investigadora Clínica, Científica Senior de Abbott Nutrición, explica
que “cuando su organismo se contagia de gripe u otro tipo de virus, es común
que se presenten síntomas que pueden provocar deshidratación, tales como
fiebre, tos, diarrea y vómitos, además de pérdida de apetito. Y, si no
está recibiendo suficientes líquidos, su cuerpo podría tener dificultades para
regular su temperatura.”

“Mantener una hidratación adecuada puede ayudar
a que la piel y las células de las membranas mucosas actúen como una barrera,
evitando así que las bacterias ingresen al cuerpo. Una correcta hidratación
ayuda a disminuir la irritación nasal al toser, estornudar e incluso
simplemente respirar”, agrega Lorenzo.

La deshidratación afecta a todo el cuerpo

Diversas investigaciones muestran que perder solo el
2% del agua de su cuerpo puede afectar negativamente el estado de ánimo, la
memoria y la coordinación1. Y, a veces, el mecanismo de la sed
del cuerpo no siempre es 100% exacto. A menudo, cuando empiece a tener
sed, es posible que ya esté deshidratado.

 “A medida que avanza la deshidratación, la sangre
se vuelve más concentrada, lo que puede afectar varios órganos
internos. Esto significa que sus riñones de repente deben trabajar más
para retener el agua, y su corazón tiene el esfuerzo adicional de mantener la
presión arterial”, comenta Lorenzo. Añade que algunos síntomas comunes de
deshidratación son: 

  • Piel seca
  • Mareos
  • Ritmo cardíaco acelerado
  • Orina oscura
  • Calambres musculares
  • Dolor de cabeza

 

Mantenerse hidratado lo ayudará a recuperarse de un
virus

 No todos los
líquidos son iguales cuando se trata de prevenir y aliviar eficazmente los
síntomas de la deshidratación leve a moderada. “Hay minerales especiales,
también llamados electrolitos  -como el
sodio, el potasio y el cloruro- que ayudan al cuerpo a mantener el equilibrio
de líquidos y a que las células funcionen correctamente. Es importante
conseguir el equilibrio adecuado de electrolitos, glucosa y sodio para
garantizar la mejor rehidratación posible”, señala Lorenzo.

La Organización Mundial de la Salud y la Academia
Americana de Pediatría recomiendan una solución de electrolitos
orales para aliviar la deshidratación asociada con los efectos de los
virus. “Si bien los jugos y las bebidas deportivas pueden parecer buenas
opciones cuando se siente enfermo, su alto contenido de azúcar puede empeorar
los problemas estomacales como las náuseas y la diarrea”, comenta Lorenzo.

Mantenerse hidratado puede ayudarlo a recuperarse
más rápido en caso de que lo ataque un virus respiratorio. Es importante
consultar siempre a su médico tratante cuando presente síntomas de deshidratación,
para que pueda asesorarlo e indicarle el mejor curso de acción para revertir
esta condición y recuperarse lo antes posible. 

Referencias:

  1. Murray
    B. Hydration and physical performance. J Am Coll Nutr. 2007 Oct;26(5 Suppl):542S-548S.
    doi: 10.1080/07315724.2007.10719656. PMID: 17921463. (https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/17921463/)