Concurso nacional Gobierno dispone más de $1.800 millones para apoyar reactivación del sector pesquero artesanal

Las
organizaciones de pescadoras y pescadores artesanales de todo el país podrán
optar por separado a fondos de hasta $2 millones, en el marco de un concurso
dispuesto por el Gobierno para contribuir de manera concreta a la reactivación
económica del sector.

Los aportes
permitirán cubrir gastos vinculados con las actividades productivas que llevan
adelante las agrupaciones: combustibles, electricidad, agua, gas, pago de
patentes, internet, materiales para reparaciones, artículos de aseo y estudios
de seguimiento, entre ellos.

“Como
Gobierno, estamos permanentemente en terreno. Allí, y a través del diálogo
permanente con las pescadoras y los pescadores, hemos comprobado el impacto de
la pandemia sobre la actividad artesanal. A través de este concurso, buscamos
apoyar al sector y contribuir de manera efectiva a su reactivación, una tarea
clave en este momento”, afirmó la Subsecretaria de Pesca y Acuicultura, Alicia
Gallardo Lagno.

La iniciativa
considera una inversión pública de $1.860 millones y será ejecutada por
Indespa, en el marco de un programa de fomento y desarrollo productivo, y de
lineamientos impartidos por el Ministerio de Economía, Fomento y Turismo, a
través de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura.

Podrán
postular a los aportes las agrupaciones inscritas en el Registro de
Organizaciones Artesanales (ROA) del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura
(Sernapesca). Se estima que más de 1.700 de estas entidades accederán a los
fondos.

Conforme a
los mismos cálculos, más de la mitad de los pescadores, buzos, recolectores de
orilla y armadores inscritos en el RPA -vale decir más de 50 mil personas- se
verán beneficiados, cuando las agrupaciones reciban estos recursos.

Los aportes
para las agrupaciones de pescadoras y pescadores llegarán hasta los $2
millones, dependiendo del número de socios, principalmente.

En paralelo
al desarrollo de este programa, la institucionalidad pública pesquera
continuará trabajando en terreno para seguir monitoreando las necesidades del
sector y de cada zona en particular, de modo de buscar fórmulas que permitan
generar apoyos de manera permanente.

Todo lo
anterior, considerando siempre las peculiaridades de las distintas áreas donde
cumplen sus tareas las pescadoras y los pescadores, quienes han planteado
explícitamente la necesidad de fortalecer los procesos de comercialización
vinculados a su trabajo cotidiano.