Iniciativa pretende recuperar casas dañadas en barrios tradicionales de Iquique.

El pleno del Consejo Regional de Tarapacá, acordó por unanimidad, solicitar al Gobierno Regional, que pida al Ministerio de Vivienda y al SERVIU, gestionar una suplementación de recursos para el “Programa de Recuperación Urbana Histórica y Arquitectura”, que impulsan dirigentes vecinales del casco antiguo de la ciudad, y que tiene como objetivo, implementar mejoras a las viviendas del sector, que además de ser patrimoniales, sufrieron daños producto de las lluvias estivales que afectaron a la región , hace tres semanas.

La resolución adoptada por los cores incluye además, la petición de que el MINVU proponga una alternativa de financiamiento a nivel regional, para complementar los recursos necesarios para la ejecución de este proyecto; y acordó también, gestionar una mesa de trabajo con los dirigentes vecinales y los servicios públicos, para avanzar en la concreción de esta iniciativa.

El proyecto surgió luego de que los dirigentes del denominado “casco antiguo” de la ciudad, iniciaron la elaboración de un catastro de las viviendas del sector, que resultaron afectadas por las lluvias, y que según la proyección de los propios vecinos, podría llegar a las mil casas dañadas.

Lo anterior motivo la creación, por parte de los propios dirigentes, de la campaña “1000 Techos Para el Casco Antiguo”, que entre otros aspectos, considera postular un proyecto a una línea de financiamiento del SERVIU para la recuperación urbana.

Esta propuesta considera desarrollar mejoras en el casco antiguo y en las viviendas patrimoniales del sector, incluyendo la refacción de la tabiquería, de los techos, de fachadas y del sistema estructural de las viviendas, algunas de ellas con más de 150 años.

En lo concreto, se pretende consolidar la información del catastro a partir de agosto próximo, para que en diciembre, se cuente con el listado oficial de las viviendas que necesitan ser intervenidas, en el segmento que comprende el Casco Antiguo, y que conforman las juntas vecinales Plaza Brasil, Simón Bolívar, Plaza Arica, Barros Arana, Tarapacá, Granaderos, Grumete Bolados, Coliseo, Central y El Morro.

Como la iniciativa tendrá un costo cercano a los 3.800 millones de pesos, los dirigentes solicitaron al Consejo Regional, que solicite al MINVU, gestione la suplementación de recursos con fondos regionales, ya que el presupuesto sectorial del que se dispone, no alcanzaría para financiar la totalidad del proyecto.

El pleno del CORE acordó respaldar esta propuesta, y también determinó solicitar al SERVIU que realice un llamado extraordinario, con la finalidad de adelantar la ejecución de este programa, para que comience a implementarse este año.

image_pdfimage_print