Convocatoria bonifica en un 20 por ciento las inversiones de pymes en Región Tarapacá.

Desde el 15 de noviembre hasta el 31 de diciembre, a las 12:00 horas, estarán abiertas las postulaciones a la convocatoria 2020 del concurso del Fondo de Fomento y Desarrollo de las Regiones Extremas (DFL 15), el cual está destinado a bonificar en un 20 por ciento las inversiones o reinversiones que pequeños y medianos inversionistas, y productores de bienes o servicios.

La información la entregó el director regional de Corfo, César Villanueva Vega, precisando que “este concurso constituye una oportunidad para las pymes regionales de recuperar inversión, especialmente aquellas que están siendo afectadas por la contingencia nacional. Esta es una potente herramienta para las mipymes, ya que permite la generación de infraestructura, las que van apalancas con nuevas oportunidades de empleo y desarrollo para Tarapacá”.

El beneficio está dirigido a pymes de sectores vinculadas a los sectores de la construcción, maquinarias, equipos, animales finos para la reproducción, pesca artesanal, vehículos de carga con capacidad desde 2.500 Kgs., vehículos de transporte de pasajeros con capacidad superior a 14 pasajeros, ambulancias, vehículos hormigoneros, grúas, vehículos motorizados para el transporte fuera de carretera y otros análogos para usos especializados distintos del transporte propiamente tal.

Los interesados pueden postular en el sitio web http://bit.ly/2kfIOLg o en las oficinas de Corfo Tarapacá, Simón Bolívar 202, Piso 12, Iquique; en la Gobernación de Iquique, Arturo Prat  1099, Iquique; y en la Gobernación del Tamarugal, Libertad 827, Pozo Almonte.

En el concurso 2019, que se encuentra en período de pagos, fueron seleccionadas 55 empresas beneficiarias, las que tuvieron a 805 millones de pesos a repartir, favoreciendo principalmente a los sectores de turismo, transporte, servicio y alimentación de la Región de Tarapacá.

El programa incentiva a las empresas con ventas anuales que no excedan las 40 mil unidades de fomento. Los fondos dispuestos constituyen un respaldo a los emprendedores e inversionistas, ya que por intermedio de sus empresas generan mayor empleo y actividad económica en la región.

En este beneficio, se utilizan como criterios de evaluación el impacto regional, el grado de ejecución y puesta en marcha del proyecto, la incorporación de valor agregado en proyectos o servicios, la generación o incorporación de innovaciones tecnológica, y las capacidades de ejecución.