La defensa de los tres militares bolivianos detenidos en Chile recurrió a la Corte de Apelaciones de Iquique para intentar revocar la prisión preventiva que cumplen en el vecino país.

El abogado Christian Castro Hernández fue quien expuso la estrategia ante los jueces y esta vez, a diferencia de la pasada audiencia en el juzgado de Pozo Almonte, afirmó que los uniformados cruzaron la frontera por “error”.

“Si Carabineros (de Chile) traspasó alguna vez la frontera hacia territorio boliviano, ¿por qué no la Fuerza de Tarea Conjunta de Bolivia puede traspasar a territorio chileno? Porque lo que están haciendo ellos es una persecución de contrabandistas que estaban en ese minuto en la zona”, detalló Castro en la audiencia, que se desarrolló de manera virtual.

Luego, el jurista, que fue contratado por el Estado boliviano, explicó que las supuestas víctimas de los tres militares bolivianos detenidos en Chile huían desde Bolivia a territorio chileno con cargamento de contrabando. El abogado defensor añadió que las tres personas que denunciaron a los militares tenían en su poder vehículos sin placas de control ni de Bolivia ni de Chile y que, aproximadamente, a las 20:00 horas del 7 de septiembre los uniformados iniciaron su persecución en el lado boliviano.

Castro denunció que las supuestas víctimas llevaban cargamento de contrabando y que dos de los tres vehículos son camiones que luego se enfangaron en suelo chileno. El tercer vehículo, uno pequeño, llegó a la zona en un «camión cigueña», que es conocido como el medio de transporte de los autos chutos y que busca rutas ilegales, para llegar desde el lado chileno a poblaciones bolivianas. 

“Si pudo darse un ingreso al país de la forma en la que ellos lo hacen, bajo la operación, no se trata más que de un error, porque ellos se reúnen en un punto cercano a la frontera y dadas las condiciones climatológicas en el lugar se puede decir que hubo un error fronterizo y, por lo tanto, un incidente”, argumentó Castro.

El abogado presentó una dirección para que los militares puedan gozar de detención domiciliaria. Se trata de un hotel en la comuna de Pozo Almonte. Antes, también se había presentado como una segunda opción la dirección del consulado boliviano en la ciudad de Iquique.

image_pdfimage_print