Pese a la entrega en los últimos partidos, los dragones celestes no pudieron conseguir los puntos necesarios para evitar el descenso. Emocionantes muestras de apoyo de la hinchada a jugadores y cuerpo técnico

Mario Vidal Jorquera                              Fotografías archivo Daniel Troncoso

Pese a que todavía le resta jugar su último partido ante Santiago Wanderers, la Primera A ya es pasado para Deportes Iquique, descendido tras no haber conseguido en los últimos partidos, los puntos que necesitaba para evitar el descenso.

Atrás ya quedan los momentos de emoción que entregaron los jugadores en cada uno de los partidos disputados. Emoción por las victorias conseguidas, como así también, emociones por los momentos de frustración que se vivieron tras una derrota o un empate con sabor a derrota, como el 1 – 1 del pasado jueves ante Audax Italiano.

Técnico Cristian Leiva

La hinchada celeste parece también haber asimilado rápidamente este descenso y así lo hicieron saber ayer, cuando cientos de seguidores llegaron hasta el Complejo Deportivo “César Rossi Banchero” de Los Verdes, a entregar todo su apoyo al cuerpo técnico y jugadores, reconociendo la entrega demostrada en los partidos finales.

Y seguramente así, mostrando fuerza y garra, luchando hasta el final, será la actuación de los dragones celestes ante Santiago Wanderers, en el partido programado para mañana a las 16.00 horas en el estadio Tierra de Campeones y que marcará la despedida de la Primera A.

Alvaro Ramos, debió sobreponerse a problemas familiares durante la temporada y pese a todo, demostró su calidad y entrega.

Una despedida que la hinchada espera que sea fugaz, porque Deportes Iquique es un club que, como institución, ha demostrado que no merece quedar postergado a lugares secundarios.

image_pdfimage_print