De abuelos y madre tocopillanos, Lucin Seropian Ochoa es campeona sueca y medallista europea.

Mario Vidal Jorquera

La zona norte de nuestro país, siempre tuvo muchos cultores del boxeo y fue así que, en el siglo pasado, se desarrollaban importantes torneos, involucrando ciudades como; Arica, Antofagasta, Calama, Chuquicamata, Iquique, Tocopilla y las oficinas salitreras Pedro de Valdivia, María Elena.

Lucien es campeona nacional de Suecia y recientemente logró medalla de bronce en el torneo europeo juvenil.

Precisamente de Tocopilla, algunos deportistas ligados al boxeo, emigraron a Europa, con el propósito de forjarse su futuro en tierras extrañas, entre ellos el ex campeón de Chile Arturo Rodríguez que, en su juventud representó a Tocopilla y actualmente radicado en Suecia.

Del puerto de Tocopilla es también Juan Carlos Ochoa, un entusiasta amante del deporte de los puños, quien pasó a formar parte de un club en una ciudad sueca, transmitiendo su pasión por el boxeo, a su hija Thelma, quien llegó a ser campeona nacional en ese país.

Thelma en la actualidad es entrenadora y ha traspasado sus conocimientos a sus hijas; que, como ella, nacieron en Suecia. Alexia, Novil, Leona y Lucin, tienes edades que promedian entre los 14 y los 19 años y Leona, ha sido ya campeona nacional, representando a ese país en competencias internacionales.

Lucien junto a su madre Thelma, ex campeona sueca y sus hermanas Alexia, Nova y Leona, esta última también seleccionada en ese país.

Lucin por su parte, hace poco tiempo se clasificó campeona nacional juvenil, ganando el derecho a representar a Suecia en el campeonato europeo en serie juvenil que se disputó en Bulgaria. En ese torneo, compitiendo frente a representantes de 20 países, Lucien alcanzó medalla de bronce en la división de los 62 kilos.

Los triunfos alcanzados, tanto por Leona como por Lucin, les permite pensar en la posibilidad de que; en su condición de descendientes de ciudadanos chilenos, puedan aspirar a representar a Chile en competencias olímpicas.

 Para eso, entrenan día a día, además de competir en diversos torneos, representando a Suecia, país que las vio nacer y que hacer ya más de 40 años, acogió a su abuelo Juan Carlos Ochoa quien, nunca imaginó que su pasión por el boxeo, traspasaría fronteras y generaciones.

Lucien Seropian, descendiente de nortinos, con 16 años, ya es una de las esperanzas del boxeo sueco.
image_pdfimage_print