Mario Espinosa: gerente general de Defensa Pyme

 

Según el último informe de Deuda Morosa de la Universidad San Sebastian y Equifax, a julio de este año, el número de empresas morosas aumentó y eso no es sino efecto de la situación económica que hemos vivido en el último tiempo y que, además, demuestra la situación delicada en la que se encuentran las micro y pequeñas empresa en Chile. El estudio indica que el  85% de las empresas morosas son micro y pequeñas, y justamente es este segmento el más susceptible de ser afectado por ciclos económicos adversos.

En este contexto, es importante -en los hechos- darle a las Pymes la importancia y visibilidad que realmente merecen en el escenario económico nacional actual. Es importante revertir datos concretos como, por ejemplo, que cuando un pequeño empresario decide emprender, lo más probable es que su emprendimiento fracase, ya que –estadísticamente- ocho de cada 10 emprendimientos no alcanza a cumplir tres años de vida. Es urgente, entonces, que las Pymes puedan acceder a más y mejores alternativas de financiamiento, que medidas como el Pago a 30 días se concrete de forma oportuna y que se fomente el uso de la Ley 20.720, de Insolvencia y Reemprendimiento  para que cuenten con alternativas para poder mantener su negocio en el tiempo.

 

 

image_pdfimage_print