Dirigentes microbuseros de línea 3 de Alto Hospicio denuncian falta de interés y compromiso por parte de las autoridades

Rodolfo Arenas, presidente del sindicato N° 1 de trabajadores de la Empresa Trans Alto Hospicio Línea 3, se refirió a la situación que viven cerca de 700 choferes de microbuses en las comunas de Alto Hospicio e Iquique.

“Denunciamos a nuestras autoridades regionales por no hacer su pega.
Nosotros no tenemos contrato de trabajo, tenemos un contrato de arrendamiento
que es ideológicamente falso por el simple hecho de que te obligan a firmar un
contrato y no te entregan la copia. Hay conductores que no tienen derecho a
imposiciones, salud a nada, lo que te provoca un desmedro económico para el
conductor y su familia”.

Con estas palabras, Rodolfo Arenas, presidente del sindicato N° 1 de
trabajadores de la Empresa Trans Alto Hospicio Línea 3, se refirió a la
situación que viven cerca de 700 choferes de microbuses en las comunas de Alto
Hospicio e Iquique. Respecto a estas y otras situaciones irregulares, es que
los dirigentes han sostenido una serie de reuniones con diferentes autoridades
locales a las cuales les han planteado las problemáticas, sin recibir una clara
respuesta.

Una de las últimas reuniones fue la que sostuvieron el pasado 11 de
septiembre, ante la comisión de Transporte y Telecomunicaciones de la Cámara
Alta, presidida por el senador Francisco Chahuán instancia en la que fueron
expuestos los antecedentes.  

PROBLEMÁTICA

Según nos cuenta el timonel de los choferes de la línea 3, está situación
está en conocimiento de las autoridades regionales, que desde hace mucho tiempo
han avalado el sistema de contrato de arrendamiento de máquinas “desde el año
2005 que las autoridades regionales han avalado el contrato de arrendamiento de
máquinas, en donde el conductor no tiene derecho a un contrato de trabajo. A
todos los conductores se nos cobran una cuota fija diaria de 40 y 30 mil pesos,
depende la variante”.

Por otra parte, el dirigente cuenta que desde el año 2014 que se han venido
denunciando este y otros hechos “hemos pasado por todos los seremis de
transportes e intendentes desde la segunda administración de Bachelet hasta
ahora. Nos hemos reunido con parlamentarios de la región, nos falta reunirnos
con el senador Soria, pero todos ellos conocen la realidad. De hecho, tuve
reuniones en Santiago, en el gobierno pasado, con la exministra Alejandra
Krauss, Paola Tapia de Transporte y su subsecretario”, dijo Rodolfo Arenas.

MESAS

Incluso el dirigente señala que, durante el mes de agosto del año pasado en
su visita a la región, tuvieron la oportunidad de plantearle al propio ministro
del Trabajo Nicolás Monckeberg esta situación “en la oportunidad estuvo
presente la senadora Luz Ebensperger, incluso el asesor del ministro, Mario
Livingstone, se comprometió a realizar varias acciones. El propio ministro
Monckeberg instruyó en aquella oportunidad a la seremi Cibel Jiménez para que
iniciara mesas de trabajo en conjunto con los operadores, situación que sí se
llevó a cabo en la seremía del Trabajo, pero no ha pasado lo mismo con el
seremi de Transporte, incluso en más de una reunión él no estuvo presente”,
dijo.

Pese a contar con todos estos antecedentes, el dirigente señala que “hay
muy poca disposición por parte de la autoridad de solucionar los problemas”,
concluyó.