Comandante en Jefe de la VI División del Ejército de Chile señaló la relevancia del
papel de la institución castrense en la sociedad y puso en valor su historia de apoyo
a la ciudadanía.
En el marco del Mes de la Patria y las actividades que han tenido lugar
nuevamente, luego de casi dos años de pandemia, conversamos con el
Comandante en Jefe de la VI División del Ejército de Chile, la más grande de las
reparticiones de la Institución, y que despliega sus fuerzas entre las regiones de
Tarapacá, y de Arica y Parinacota.
La relevancia del rol del Ejército en la sociedad y el valor histórico que posee desde
los inicios de la nación, son algunos de los temas conversados con el General de
Brigada, Christian Bolívar Romero que, es además maestro de equitación, traductor
e intérprete militar en idioma inglés, y Máster of Arts in Defence Studies, King´s
College London de Reino Unido, por nombrar algunos de sus méritos, que incluyen
también un Magister en Ciencias Militares con Mención en Planificación y Gestión
Estratégica de la Academia de Guerra del Ejército.
General Bolívar, considerando la historia bicentenaria del Ejército de Chile ¿Cuál
es el rol que tiene actualmente en la sociedad?
-La razón de ser del Ejército es contribuir de manera fundamental a preservar la
paz, garantizar la soberanía nacional, mantener la integridad territorial y proteger a
la población, instituciones y recursos vitales del país. En este contexto y desde sus
orígenes junto con el nacimiento de nuestra Patria, el Ejército ha estado presente
en cada desafío que se nos ha presentado como nación y seguiremos estando
siempre que la Patria nos necesite, así como hemos estado apoyando en cada
situación de catástrofe, periodos de elecciones y Estado de Excepción
Constitucional, como lo ha sido en el último tiempo producto de la pandemia.
En ese contexto ¿Cómo ha sido el trabajo realizado por el Ejército en este periodo
de complejidad mundial por el Covid 19?

Comunicaciones VI División del Ejército de Chile – Cuartel General – Avda. Arturo Prat 2250 –

Iquique

-El destino siempre nos ha puesto muchas pruebas difíciles y esta vez, al igual que
antaño, nos unimos como país, como sociedad, para hacer frente a este enemigo
invisible e implacable llamado Covid 19. Por ello, desde el primer día de esta
emergencia sanitaria, nuestros casi 40 mil hombres y mujeres, en un despliegue
inédito junto a las instituciones armadas, las policías y muy especialmente junto a
quienes han estado en la primera línea en el combate a la pandemia, han
entregado lo mejor de sí para ir en apoyo de sus compatriotas, sobrellevando
extensas jornadas de trabajo, sobreponiéndose a todas las dificultades, en muchos
casos dejando lejos a la familia y seres queridos, e incluso arriesgando sus propias
vidas, con el único propósito de servir a Chile. Es así como nos vieron y han visto en
los distintos puntos de control sanitario, aduanas y cordones sanitarios, seguridad
en el traslado de las vacunas y controles en toque de queda, así como también con
personal médico en los distintos hospitales del país.
Pero al fin, de a poco, se está saliendo de este Estado de Excepción Constitucional
producto de la pandemia y justo el mejor momento coincide con septiembre
¿Qué se siente volver a las actividades y tradiciones junto a la comunidad?
-En estas fechas, como sociedad nos unimos para celebrar nuestro aniversario
patrio y las glorias de su Ejército, reconociéndose a septiembre como “mes de la
chilenidad”, ese tiempo en el cual se dejan oír las alegres tonadas y por cierto la
cueca -nuestra danza nacional- al tiempo que resuenan en las plazas y avenidas de
todo el país, las marciales marchas militares. Es el mes en que se aprecia con mayor
fuerza y nitidez, el valor de nuestra historia, cultura y tradiciones.
Por ello, invocando ese sentido de pertenencia y comunión entre la nación y su
Ejército, hemos querido rendir homenaje a los hombres y mujeres que con
esfuerzo y sacrificio -incluso de sus propias vidas- han escrito las páginas de gloria
del Ejército de Chile, honrándolos con trabajos en conjunto con la comunidad, en
distintas actividades que contribuyen a una mejor calidad de vida para nuestros
compatriotas.
Por todo lo anterior, mi reconocimiento a nuestros héroes de antaño y también al
soldado desconocido, a quienes nos antecedieron, pero muy especialmente a
quienes hoy están bajo mi mando, los Centinelas del Norte, porque con su trabajo
diario, contribuyen a que nuestro Ejército sea una institución valorada por la
sociedad a la cual sirve.
Sin duda es valorable el trabajo que se realiza hoy, así como también el que se
efectuó en el pasado ¿Cuál es la importancia histórica que tiene el Ejército para el
país?
-Nuestra historia se inicia con O’Higgins, Carrera, San Martín y tantos otros,
quienes inspirados por los más altos valores patrios, propiciaron la creación de las

Comunicaciones VI División del Ejército de Chile – Cuartel General – Avda. Arturo Prat 2250 –

Iquique

primeras unidades del Ejército de Chile a fines del 1810, y que continua con
quienes debieron recorrer un largo camino que comprende duros periodos de
guerra, pero que a cambio nos legaron, gracias a su esfuerzo y sacrificio,
prolongados años de paz que perduran hasta hoy.
Como institución de carácter permanente hemos crecido junto a la república
constituyéndonos en el fiel reflejo de nuestra sociedad, conformando una
institución que ha incorporado a sus filas desde muy temprano a hombres y
mujeres de distinto origen étnico y social, y cuya riqueza cultural apreciamos y
valoramos inmensamente, ya que nos permite interactuar con absoluta confianza
en cualquier parte del territorio, desde Putre a Magallanes, entendiendo que
somos todos hijas e hijos de esta tierra a la que servimos.
Por todo ello, la importancia histórica de nuestro Ejército cobra aún más
relevancia, ya que desde siempre hemos formado parte de la comunidad y
compartimos juntos el amor por nuestra Patria.

image_pdfimage_print