Al parecer las tareas de aseo y limpieza que realizan los funcionarios del Departamento de Aseo, Ornato y Medioambiente, parecen quedar en nada, ya que una vez que se interviene y se limpia un sector, pasado algunos días, se vuelve a llenar de basura y escombros de todo tipo.

Situación que obliga a seguir reforzando los operativos municipales de aseo y limpieza en diferentes puntos de la ciudad, como parte del Programa de Erradicación de Microbasurales Urbanos.

En este sentido, el municipio a través del Departamento de Aseo, Ornato y Medioambiente reitera a la comunidad que existe una ordenanza que regula el transporte de residuos por la comuna. Recomienda a las personas que tengan que realizar mejoras en sus casas y que generen residuos, deben gestionar éstos contratando una persona o empresa que tenga las autorizaciones correspondiente para transportar y disponer el material a desechar. 

“Queremos erradicar los basurales, por ende es responsabilidad de las personas exigir ese documento firmado por la dirección de medio ambiente de la municipalidad, ya que este documento es prueba que la disposición de escombros se realiza en el lugar que corresponde, y no en cerros, u otros lugares no autorizados”, aseveró Edgar Ortega, encargado de la dirección de medio ambiente de la municipalidad.

Insistió que cuidar la limpieza de la ciudad es tarea de todos, y la misión del vecino es cumplir la normativa vigente medioambiental. Asimismo, recordó que existe un lugar autorizado para arrojar desechos domiciliarios o empresariales, como el Patio de Escombros Municipal que atiende de lunes a sábado de 9.00 a 17.00 horas, donde los usuarios y transportistas solo cancelan mil pesos por el metro cúbico de residuos (se reciben únicamente escombros).

También se comunica a la población que se está fiscalizando y quienes sean sorprendidos ensuciando y depositando desechos de cualquier tipo en la vía pública serán sancionados con multas de 2 a 5 UTM ($ 250.000).

 El municipio dispone de un fono denuncia +56 933832911, donde pueden llamar los vecinos si observan que alguien esté arrojando basura o escombros en un sitio no apto para ello.

image_pdfimage_print