• Con el Plan Impulso Tarapacá de Collahuasi, Ruth Moscoso, propietaria del restaurante Qori Inti, mejorará la infraestructura de su local, adquiriendo hornos solares para preparar sus platos que rescatan la cocina típica andina.

Para Ruth Moscoso, propietaria del restaurante étnico Qori Inti, los largos meses de paralización a causa de la pandemia fue una oportunidad para repensar su emprendimiento gastronómico en la comuna de Pica, basado en sabores andinos. Fue así como decidió fortalecer el uso de energías renovables para cocinar sus preparaciones y postuló al “Plan Impulso Tarapacá” de Compañía Minera Doña Inés de Collahuasi, con la intención de adquirir hornos solares que permitirán incrementar su oferta y reducir la emisión de gases contaminantes.

“Decidimos reinventarnos para enfrentar los efectos de la pandemia y es así como evaluamos la posibilidad de incorporar hornos solares en cápsulas para ampliar nuestra oferta gastronómica. Gracias al aporte de Impulso Tarapacá podremos hacerlo, importando los hornos solares y habilitando un espacio adecuado para instalarlos junto a las cocinas en un solo lugar”, explica.

El uso de energías renovables para cocinar es una idea que Ruth desarrolla desde hace 12 años y que ha significado que este emprendimiento familiar se posicione como un restaurante que ofrece una experiencia culinaria andina única en la región, con platos típicos como la kalapurka, picante de conejo, asado de llamo, entre otros. De este modo, Qori Inti se ha destacado por una cocina nortina que contribuye al cuidado medioambiental, a través de la utilización de la energía solar como combustible, aportando así en la disminución de contaminantes.

“Evitaremos el uso de gas, leña u otro combustible para cocinar. Nuestra proyección es lograr que el 100% de las preparaciones del restaurante se realicen en cocinas solares, para lo cual ya tenemos la experiencia y nos seguiremos capacitando”, añade.

El “Plan Impulso Tarapacá” busca contribuir a la reactivación de emprendimientos locales a través de distintas líneas de acción, siendo una de ellas la reconversión e innovación de negocios para que los emprendedores puedan enfrentar de mejor manera la contingencia sanitaria. Desde su implementación en noviembre de 2020, el programa ha beneficiado a más de 600 MiPymes regionales y ha contribuido a resguardar más de 1.000 puestos de trabajo.

image_pdfimage_print